2016, un año muy rosa

Te decimos como combinar este tono que, con el azul sereno, que son los colores que marcarán tendencia el próximo año
2016, un año muy rosa
El rosado es un color que va muy bien con el negro, azul, beige, verde, café, gris, naranja y, obviamente, con las gamas de su misma paleta.
Foto: Asos.com

El rosa o rosado es un color dulce y suave que hay que saber combinar. Y, para el buen acierto, solo hay que hacerlo de la misma forma que el rojo, ya que resulta de la mezcla de este con el blanco.

Partiendo de esta correlación, el rosa queda bien combinado con blanco, negro, azul, beige, verde, gris, café, naranja y, obviamente, con las gamas de su misma paleta. Sin embargo, a la hora de elegir su combinación hay que tener en cuenta qué look se desea obtener: sofisticado, romántico, vibrante, fresco o deportivo.

Sofisticada

Si el objetivo es una imagen sofisticada, solo hay que combinar el rosa con el negro.

Este contraste es muy “chic” y para que el negro no le robe su protagonismo, este debe usarse tan solo en detalles. Como, por ejemplo, un abrigo rosado con cuello, puños y botones negros.

Con esta combinación, el rosa debe seleccionarse dentro de la gama de los más vivos o fuertes, ya que al usar los muy claros o pasteles, el contraste ser verá muy fuerte. Es decir, sin un equilibrio visual.

El rosa con el negro combina perfectamente.
El rosa con el negro combina perfectamente. /Asos.com

Romántica e inocente

El contraste del rosa con el blanco no solo regala sofisticación sino también romantisísmo, inocencia. Pero para lograr este efecto hay que combinar los rosas claros, delicados o suaves con este color tan neutro.

El rosa con el blanco proyecta una imagen romántica e inocente.
El rosa con el blanco proyecta una imagen romántica e inocente. /Asos.com

Vibrante

La mezcla del rosado con  verdes y naranjas da vida, brillo, energía.  Esta combinación no puede pasar por desapercibida. Como quien dice, es perfecta para quienes gustan llamar la atención.

La combinación con el anaranjado regala un look llamativo, vibrante.
La combinación con el anaranjado regala un look llamativo, vibrante. /Asos.com

Fresco o deportivo

Para este look hay que contrastar el rosado con el azul (particularmente, con los demin), beige y gris.

Estos tres colores armonizan muy bien con toda las gamas del rosa; pero, para no desentonar, se deben evitar los azules  muy suaves y los beiges y grises muy oscuros.

Para una imagen fresca y deportiva, contrasta el rosa con el azul.
Para una imagen fresca y deportiva, contrasta el rosa con el azul. /Asos.com