El caso Rondo-Kennedy: la historia detrás de la discriminación a un árbitro homosexual

El jugador de Sacramento fue suspendido por sus insultos homofóbicos al juez, que unos días más tarde dio a conocer su orientación homosexual

Guía de Regalos

El caso Rondo-Kennedy: la historia detrás de la discriminación a un árbitro homosexual
Foto: Captura de TV.

Rajon Rondo, actual base de Sacramento Kings, se convirtió en el primer jugador en la NBA en ser suspendido por comentarios homófobos. “Sos un puto maricón“, le gritó a Bill Kennedy, un árbitro con 18 años de experiencia después de que este lo expulsara en la derrota frente a Boston Celtics del último 3 de diciembre en México. Los argumentos de la sanción, que demoró una semana y marginó a Rondo del encuentro frente a Houston Rockets del último martes, son contundentes: “Dirigir un término despectivo y ofensivo hacia un árbitro“. La decisión resulta histórica en una liga que durante la temporada 2011 únicamente multó económicamente a Joakim Noah y a Kobe Bryant con 50.000 y 100.000 dólares, respectivamente.

ENTÉRATE: Árbitro de la NBA declara su homosexualidad tras abuso verbal de un jugador

El exabrupto de Rondo, quien a través de su cuenta de Twitter aseguró que no quiso ofender a nadie y que sus comentarios no reflejan en lo absoluto sus sentimientos contra la comunidad de gays y lesbianas, desencadenó otra información: Kennedy, quien dirigió 1057 partidos de temporada regular, 68 encuentros de playoffs y cinco de finales de la NBA, le reveló a Yahoo Sports su homosexualidad. “Estoy orgulloso de ser árbitro de la NBA y de ser gay“, afirmó.

Jason Collins marcó el camino cuando en abril de 2013 su rostro sonriente fue tapa de Sports Illustrated junto al título “el atleta gay“. En una entrevista conmovedora, el pivote que jugó en siete franquicias de la NBA durante 13 años, detalló el miedo con el que vivió hasta que finalmente tomó la decisión de ser el primer deportista profesional estadounidense en mediatizar su orientación: “Te quita muchísima energía guardar un secreto tan grande. La lealtad con mi equipo fue la razón por la cual no lo anuncié antes. Uno está acostumbrado a vivir con miedo, a dormir mal, a llevar una vida de miseria durante años”. Todavía oculto, se animó a mandar un mensaje subliminal al usar el número 98 durante su estancia en Boston Celtics y Washington Wizards en honor a Matthew Shepard, un estudiante de la Universidad Wyoming que fue secuestrado y torturado hasta la muerte por ser gay.

Impulsada por la valentía de Collins, Violet Palmer se casó con Tanya Stine después de 20 años de convivencia. Palmer, la primera mujer en arbitrar un partido regular y uno de playoffs de NBA, contrajo matrimonio en junio de 2014 y aseveró: “No quería que me juzgaran por eso, no quería que eso influyera en cada fallo que tomaba contra Shaq, Kobe o LeBron James”.

VIDEO: LeBron James se cayó sobre una mujer y la tuvieron que sacar en camilla

Paradojas del destino, el primer partido de Kennedy tras su anuncio público fue en Texas, uno de los estados en donde las leyes igualitarias encontraron mayor resistencia. En 2005 se aprobó con el 76,25% de los votos el referéndum “Texas Proposition 2” que significaba la definición de matrimonio como “la unión de un hombre con una mujer”. Rick Perry, quien fuera gobernador durante 15 años desde que asumió su cargo tras la renuncia de George Bush para asumir la presidencia de los Estados Unidos, comparó la homosexualidad con el alcoholismo y sugirió terapias reparativas para tratar “una adicción”: “Yo puedo tener un código genético por el que me inclinó a ser alcohólico pero mantengo el deseo de evitarlo“. Perry abandonó la gobernación de Texas a principio de este año para lanzar su candidatura en la interna republicana para las elecciones 2016, pero después de un pésimo primer debate, suspendió su campaña y el 11 de septiembre dio un paso al costado en su carrera como presidenciable, algo que ya le había pasado en 2012.

Como si fuera una contradicción, en uno de los estados más conservadores de Estados Unidos, germinó uno de los primeros hechos que impulsaría al movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT): en 2003 la Corte Suprema estadounidense derogó la ley de sodomía, que penalizaba el sexo oral y anal entre personas de un mismo sexo en Texas, en el caso Lawrence contra Texas. Un lustro atrás, el sexagenario John Geddes Lawrence fue encontrado en un allanamiento a su departamento manteniendo relaciones sexuales con Tyron Garner, de 38 años. Condenados judicialmente y obligados a pagar multas de $125 dólares, el fallo final impulsó la esperanza de millones que decidieron luchar por sus derechos.

Una década después de que Texas aprobara su referéndum, la Corta Suprema haría historia al declarar legal el matriominio homosexual en todo el país, extendiendo los derechos de las parejas heterosexuales a las relaciones entre gays y lesbianas. Desde aquella jornada que revolucionó el mundo y las redes sociales donde el hashtag #LoveWins se convirtió en uno de los más virales desde la creación de Twitter, todos los estados norteamericanos reconocen y celebran el matrimonio entre personas del mismo sexo.

LEE TAMBIÉN: Los mejores pagados de la NBA: Curry, el MVP, no está en los primeros 50

En San Antonio, Kennedy recibió una cálida bienvenida cuando los fanáticos de San Antonio Spurs lo aplaudieron mientras aparecía en la pantalla gigante durante la presentación de la terna arbitral. En el vestuario, antes del partido, Gregg Popovich fue crítico con las declaraciones de Rondo y apoyó al árbitro después de su liberación: “Fue desagradable porque Billy es un gran hombre. Él ha sido un ejemplo dentro y fuera de la cancha. En cuanto a la orientación sexual, nadie debería opinar sobre ello. Es de suma ignorancia actuar de una manera despectiva contra la comunidad de LGBT. Simplemente no tiene sentido. Bill demostró un gran coraje”.

Con la era de la intolerancia sepultada en un país que ha igualado a heterosexuales con homosexuales, Kennedy promulgó su independiencia, ilusionado con que sea el impulso para que otros puedan tomar la misma decisión sin miedo a represalias: “Estoy siguiendo los pasos de quienes ya se han identificado con la esperanza de que sirva como mensaje para que los jóvenes sepan que nadie debe hacerlos sentir avergonzados de quien verdaderamente son”.

TE RECOMENDAMOS

¿Aceptaría Brasil ser entrenado por Pep Guardiola?

La columna de Ginóbili: Estoy jugando mejor de lo que pensé al inicio de temporada

Adrián González: ‘Seguimos siendo el mejor equipo de la division’