Una casa festiva a prueba de mascotas

Recomendaciones para evitar que los familiares de cuatro patas se lastimen, enfermen y causen accidentes graves en la casa
Una casa festiva a prueba de mascotas
En la temporada festiva las casas con mascotas deben ser decoradas pensando en su seguridad.
Foto: Shutterstock

A esta altura de diciembre, lo más probable es que ya tienes decorada la casa para celebrar las Posadas y la cena de Navidad. Pero, ¿qué tan segura la dejaste para el integrante de la familia de cuatro patas?

“En la temporada festiva, las familias deben estar muy pendientes de cómo adornan sus casas y qué cuidados deben tener con sus mascotas, ya sean perritos, gatitos o conejos, para evitar que se lastimen, enfermen, pierdan o causen accidentes involuntarios, como incendios”, dice Patricia Kellogg, supervisora de los Servicios para los Animales de Los Ángeles ( LAAS, LA Animal Services).

Y para tener una casa a prueba de mascotas en las fiestas decembrinas, Kellogg dice que hay que asegurarse que todos los espacios de la casa estén libres de cualquier objeto que resulte peligroso o dañino para la salud y el comportamiento del animalito. Y para ello, hay que seguir estas medidas de seguridad.

Árbol, adornos de Navidad y regalos

Si todavía no se ha armado el arbolito de Navidad, hay que decorarlo con adornos de plástico que no se rompan, ya que los de vidrio son un peligro para las mascotas que tienden a jugar con todo objeto que quede a su alcance.

“Si el arbolito ya se decoró, entonces, hay que cambiar las bolitas y otras figuras navideñas que se pusieron en la parte baja de este por unas seguras”, dice Kellogg. “Igualmente hay que evitar los  adornos navideños en mesas bajas ya que estos llaman la atención de las mascotas”.

Si el árbol navideño es natural hay que montarlo en un soporte a prueba de mascotas. Es decir, que no permita que el canino o el gatito se tome el agua que lo mantiene con vida por varias semanas.

En cuanto a los regalos, no hay que dejarlos debajo del arbolito ya que son el juguete más atractivo para las mascotas de corta edad.

Los regalos no deben colocarse debajo del arbolito cuando se tiene mascotas de corta edad.
Los regalos no deben colocarse debajo del arbolito cuando se tiene mascotas de corta edad. /Shutterstock

Cables y resistencias de las luces navideñas

Kellogg aconseja instalar resistencias a prueba de mascotas y evitar que queden recostadas sobre el piso, particularmente cuando se escogió un árbol natural de Navidad, ya que terminan siendo cubiertas por las agujetas del pino que caen al piso.

“El problema con esto es que a los perritos y a los gatos les encanta orinarse sobre las agujetas y al entrar la orina en contacto con la energía eléctrica se puede dar un corto circuito”, explica la supervisora de LAAS.

Instalar resistencias a pruebas de animales también es importante cuando se tienen gatos y conejos como mascotas ya que estos gustan morder los cables, una acción que puede provocar también un corto circuito.

A los conejos y a los gatos les encanta morder los cables eléctricos.
A los conejos y a los gatos les encanta morder los cables eléctricos. /Shutterstock

Chocolates

Estos dulces que tanto se regalan en estos días festivos son un peligro para la salud de los caninos. Ante ello, Kellogg aconseja mantenerlos en alturas que no estén al alcance de estos y al descubrir que el perrito comió muchos de estos hay que llevarlo de inmediato al veterinario.

“Los chocolates tienen un ingrediente [teobromina] muy similar a la de la cafeína que provoca en los perritos vómitos, diarrea, convulsiones y hasta fallo cardíaco”, explica la entrevistada. “Así que hay que advertirle a los niños que no compartan los chocolates que comen con sus mascotas”.

Los alimentos, particularmente los que contienen chocolate deben colocarse fuera del alcance de las mascotas.
Los alimentos, particularmente los que contienen chocolate, deben colocarse fuera del alcance de las mascotas. /Shutterstock

Velas prendidas

Los adornos con velas encendidas representan una seria amenaza tanto para la mascota como para la casa.

“Hay que tener sobre todo mucho cuidado con los gatitos, ya que ellos saltan y se mueven con rapidez por todas partes y al derribar las velas prendidas se puede crear un incendio”, apunta Kellogg.

Las velas prendidas son un peligro para los gatos y perros.
Las velas prendidas son un peligro para los perros y gatos. /Shutterstock

Puertas abiertas

En los días de celebración de cenas con numerosos invitados hay que poner a la mascota en su jaula o en un cuarto seguro, donde no entren y salgan los niños, ya que el perrito o el gatito puede salirse a la calle sin que nadie se dé cuenta y termine perdiéndose.

“Cuando hay mucha gente en la casa los animalitos están mucho más seguros y cómodos en sus propias jaulas o espacios dentro de la casa”, dice Kellogg. “Si duermen en sus jaulas, estas deben ser seguras y tener una dimensión apropiada con el tamaño de la mascota”.

Puertas de seguridad

Los perritos y gatitos activos pueden meterse fácilmente en situaciones peligrosas. Para evitar esto, se recomienda usar las “puertas de seguridad” para los niños en las puertas que dan acceso a las áreas donde están los adornos navideños.

Comida que se cae al piso

Si la mascota se deja suelta por la casa durante las reuniones festivas, Kellogg recomienda ponerla en su jaula (o en cuarto) al momento que se sirva la cena para evitar que esta se convierta en la aspiradora de los alimentos que caen al piso de la mesa.

“Por lo regular, los caninos y gatitos se comen todo lo que cae al suelo y en los días festivos tienen a comer de más y se enferman porque la comida festiva está preparada con condimentos que no son tan buenos para salud de las mascotas”, explica la supervisora de LAAS.