Indigentes e infractores menores podrían evitar ir a la cárcel

Programa modelo de San Diego expande su alcance gracias a subsidio federal
Indigentes e infractores menores podrían evitar ir a la cárcel
El programa de San Diego es considerado un modelo para la nación.

El programa de San Diego, diseñado para evitar que infractores menores y no violentos terminen en las cárceles, extenderá su alcance a ofensores menores de drogas y personas sin hogar, gracias a una subvención federal.

Considerado como un modelo para el resto de la nación, el programa iniciado en noviembre de 2014 permite que infractores menores puedan evitar ir a la cárcel, a cambio de cumplir con dos días de servicio comunitario y el pago una multa de $120 dólares.

El programa recibió recientemente $415,000 dólares federales del Departamento de Justicia, lo que le permitió expandir su alcance a infractores de drogas e indigentes.

Según Jan Goldsmith, Abogada de la Ciudad, los infractores menores que terminan en el sistema penitenciario, no siempre reciben la atención que necesitan, y como resultado terminan cometiendo delitos aun más serios. El programa del sur de California también ahorra dinero a los contribuyentes, al no tener que mantener con sus impuestos a la población de las ya atestadas cárceles de California.

Goldsmith explicó que las personas que cometen delitos menores relativos al uso de drogas, y aquellos sin hogar, que viven en las calles, podrían necesitar consejeros y trabajadores sociales para atender a sus necesidades particulares.

Desde la incepción del programa han participado 915 personas, un 66% de todos aquellos que calificaban para él. Entre ellos, 602, o el 82%, completaron el servicio comunitario, pagaron la multa y evitaron antecedentes criminales en sus records. En la actualidad, 177 participantes están completando su programa.

El programa cuenta entre sus partidarios a Bill Gore, Sheriff del condado de San Diego y la sede local de American Civil Liberties Union.