¿Quién dijo que los cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar?

Si entre tus propósitos de 2016 está dejar de fumar, debes saber que no hay evidencia científica de que los e-cigars te ayuden a dejar el hábito
¿Quién dijo que los cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar?
Los cigarrillos electrónicos son cada vez más populares.
Foto: Shutterstock

¿Estás tratando de dejar de fumar? Muchas personas están recurriendo a los cigarrillos electrónicos con la esperanza de que estos dispositivos los ayuden a dejar el hábito.

Sin embargo aún se desconoce a ciencia cierta si estos cigarrillos electrónicos ayudan a las personas en su esfuerzo por dejar de fumar, según un nuevo informe del Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF por sus siglas en inglés), un panel independiente de expertos en salud que asesora al gobierno en temas de salud.

“La evidencia actual no es suficiente como para recomendar sistemas de suministro de nicotina electrónicos para dejar el tabaco en adultos, incluyendo a las mujeres embarazadas”, concluye el informe.

En agosto, el grupo asesor de la agencia de Salud Pública de Inglaterra llegó a la conclusión opuesta, aunque desde entonces ha sido objeto de críticas, sobre todo por confiar en estudios financiados por organizaciones vinculadas con los fabricantes de los cigarrillos electrónicos.

El grupo de trabajo afirma que los estudios realizados hasta la fecha con cigarrillos electrónicos y dejar de fumar han encontrado que los dispositivos no ayudan a las personas a acabar con su adicción.

Por ejemplo, este grupo de trabajo pone de relieve un estudio de Nueva Zelanda publicado en 2013, donde se encontró que los cigarrillos electrónicos con nicotina eran tan eficaces como los parches de nicotina para ayudar a las personas a dejar de fumar después de 6 meses, y levemente más eficaces que los cigarrillos electrónicos de placebo sin nicotina. El grupo de trabajo señala que, “Dejar de fumar completamente fue en general bajo en los tres grupos”.

Otros estudios también muestran que los cigarrillos electrónicos no ayudan a los fumadores a dejar de fumar: investigadores de la Universidad de California en San Francisco analizan los datos de 75,643 adolescentes en Corea del Sur.
Encontraron que los que estaban tratando de dejar de fumar tenían menos éxito si también fumaban cigarrillos electrónicos. Peor aún, muchos de los adolescentes en realidad terminaron fumando más cigarrillos tradicionales.

Es más, un estudio del Centro para la Salud Ambiental distribuido a principios de este mes sugiere que los cigarrillos electrónicos pueden exponer a los usuarios a productos químicos nocivos, como el formaldehído.

“En este momento simplemente no tenemos suficientes pruebas de que los cigarrillos electrónicos sean seguros, y de que sean una herramienta útil para quienes quieren romper su adicción al tabaco”, dice el principal asesor médico de Consumer Reports, el doctor Marvin M. Lipman.

Los métodos comprobados para dejar de fumar

dejar fumar

La mayoría de las personas, en particular las que fuman un paquete o más por día, deben comenzar con la orientación. Tu médico te puede dirigir a un consejero o terapeuta que se especialice en ayudar a la gente a dejar este hábito. Tu médico también puede ayudarte a decidir si necesitas tratamiento farmacológico.

Hay varios productos aprobados por la FDA que pueden ayudar, incluyendo parches de nicotina de venta sin receta, gomas de mascar y pastillas, que pueden aliviar los síntomas de abstinencia de la nicotina.

Otros métodos aprobados por la FDA, incluyendo los medicamentos recetados bupropion (Wellbutrin SR, Zyban y genérico), nortriptilina (Pamelor y genéricos) y vareniclina (Chantix) también pueden ayudar. Pero tanto el bupropion y la vareniclina llevan advertencias de recuadro negro, la advertencia más grave, debido a informes de que pueden incrementar los pensamientos suicidas, por lo que deben ser utilizados sólo bajo la cuidadosa supervisión de tu médico.

– Lauren Cooper