Escondieron cuerpo dentro de refrigerador por temor a deportación

Desde agosto de 2014, el cuerpo de una mujer yacía dentro de un refrigerador en Santa Ana
Escondieron cuerpo dentro de refrigerador por temor a deportación
El cuerpo fue encontrado el pasado 17 de diciembre dentro de un refrigerador.
Foto: Captura / Twitter

El pasado 17 de diciembre se encontró el cuerpo de una mujer dentro de un refrigerador en un hogar en Santa Ana. Casi una semana después, las autoridades dieron a conocer por qué los residentes no habían reportado la muerte: temían ser deportados.

Ricarda Reyes-Villalobos fue encontrada sin vida el pasado jueves en un hogar ubicado en la cuadra 1000 de la calle Jackson. El dueño llamó a la Policía de Santa Ana cuando al inspeccionar su cochera, que alquiló a una pareja, encontró dentro del refrigerador un cuerpo, informó la Policía por medio de un comunicado.

La pareja no fue identificada, pero la Policía logró dar con ellos en Garden Grove. Fue entonces que éstos identificaron a la mujer como Reyes-Villalobos, una familiar de ellos, y que tenía unos 50 años cuando murió en agosto de 2014.

Posteriormente, al ser interrogados, dijeron que ambos se encargaban de cuidarla, pero cuando murió no quisieron avisar a las autoridades ya que temían ser deportados por su estatus migratorio. La pareja lleva ya tres meses sin residir en la cochera, pero dejaron atrás el refrigerador y otras pertenencias antes de salirse.

Según la pareja, tenían planeado regresar al hogar y llevarse el cuerpo de la mujer cuando consiguieran suficiente dinero para hacerlo.

Se desconoce si éstos se encuentran bajo arresto.

Aún no se ha determinado la causa de muerte. Detectives planean presentar el caso ante la fiscalía del condado de Orange por si existen cargos criminales.

Policía recalca que no persiguen a indocumentados

Los indocumentado no deben tener miedo de acercarse a las autoridades policíacas, ya sea para reportar un crimen, colaborar en una investigación o apoyar en la prevención del crimen, recalcó el Departamento de Policía de Santa Ana (SAPD) luego de que una pareja ocultó un cadáver por más de un año por miedo a la deportación.

El SAPD informó que una mujer, identificada como Ricarda Reyes Vollalobos, de aproximadamente 50 años de edad, murió en agosto de 2014 y su cuerpo fue encontrado la semana pasada en un refrigerador olvidado en un garaje.

Quienes hasta hace tres meses vivían en esa cochera, ubicada en la cuadra 1000 de North Jackson, en Santa Ana, declararon a la policía que debido a que son indocumentados no reportaron la muerte de quien fuera su familiar y a quien cuidaban.

“Nosotros no tratamos cuestiones de inmigración, esa no es nuestra función”, recalcó el vocero del SAPD, Anthony Bertagna.

“Si esta muerte hubiera sido reportada, a nosotros o a los bomberos, simplemente se hubiera enviado el cuerpo a la Oficina del Forense y ahí hubiera terminado el caso”, dijo Bertagna, ya que aparentemente la mujer murió debido a una enfermedad que padecía y murió de causas naturales.

Ahora la pareja de origen mexicano que cuidaba a la mujer pudiera enfrentar cargos criminales.

Recalcan cooperación

La Policía de Los Ángeles (LAPD) también hace el mismo exhorto de acercarse a la corporación sin tener que preocuparse por su estatus migratorio.

Desde 1979 el LAPD ha implementado la Orden Especial 40 que requiere a sus agentes no investigar sobre condición migratoria de las personas y así asegurar que la comunidad inmigrante tenga un acercamiento con la corporación y colabore en el combate y la prevención del delito.

“Es imperativo que los inmigrantes indocumentados, independientemente de supaís de origen, entiendan que no están en riesgo de ser deportados o sometidos a cualquier otra sanción por denunciar los delitos de los que han sido víctimas o testigos”, refiere el jefe del LAPD, Charlie Beck, en un mensaje a la comunidad.