Al menos 14 muertos dejan las fuertes tormentas en EEUU

Un sistema de tormentas muy peligroso continúa cobrando vidas, dejando lesionados y una estela de destrucción en estados del sur y medio oeste del país

Guía de Regalos

Un sistema de tormentas que los meteorólogos consideran “especialmente peligroso” azotó este miércoles el sur y Medio Oeste del país dejando por lo menos 14 muertos y varias personas desaparecidas, informaron este jueves por la noche autoridades locales.

El temporal dejó tornados, lluvias intensas y granizadas en varios estados como Mississippi, Indiana, Tennessee y Arkansas, lugares en los que fallecieron seis personas y varias decenas resultaron heridas.

Diversos tornados tocaron tierra en Indiana y Mississippi, donde seis personas perdieron la vida. Las tormentas estilo primaveral con vientos intensos dejaron otros dos fallecidos en Tennessee.

Un árbol cayó encima de una casa en Arkansas, lo que provocó la muerte de una joven de 18 años y dejó atrapado a un niño de un año, señalaron las autoridades. Los rescatistas lograron extraerlo ileso.

En el condado Benton, Mississippi, al menos otras dos están desaparecidas. Los equipos de rescate buscaban casa por casa y en áreas boscosas para asegurarse de que todos los residentes se encuentran bien. La policía dijo que varias viviendas fueron arrancadas de sus cimientos.

La fuerza de las ráfagas hizo que incluso un camión volcara en la carretera en el condado de Panola, en este estado.

Un niño de 7 años falleció en Holly Springs, Mississippi, cuando la tormenta ganó fuerza y arrojó el automóvil en que él viajaba, indicaron funcionarios. James Anderson, forense del condado Marshall, dijo que los parientes del chico que iban en el vehículo con él fueron trasladados a un hospital.

Un tornado dañó o destruyó cuando menos 20 casas en la parte noroccidental del estado. Bill Luckett, alcalde de Clarksdale, dijo que sólo había muerto un perro al caerle escombros encima. Los aviones en un aeropuerto pequeño quedaron con las ruedas hacia el cielo y había un número indeterminado de heridos.

“En estos momentos estoy viendo unos daños horrorosos”, afirmó el alcalde. “Hay hojas de metal envueltas alrededor de árboles; hay aviones volcados; un edificio está destruido”.

El funcionario habilitó un refugio en un centro cívico de Clarksdale para los residentes que requieran evacuar sus viviendas.

Imágenes de televisión mostraron que el tornado pareció recorrer el terreno durante más de 10 minutos. La carretera interestatal 55 estaba cerrada en ambas direcciones a medida que se acercaba el meteoro, indicó la Patrulla de Carreteras de Mississippi.

El Centro Nacional de Pronóstico de Tormentas con sede en Oklahoma emitió una alerta para una “situación especialmente peligrosa” por primera vez desde junio de 2014.

El peligro de tornado por los fuertes vientos y lluvias se extiende desde Louisiana (sur) hasta Illinois (centro).

El Servicio Meteorológico Nacional de Lincoln, Illinois, por su parte, canceló una alerta de tornado en la zona central del estado, luego de que mermaran las tormentas.

Las fuertes tormentas azotan el país en uno de los períodos de mayor movilidad de todo el año, al inicio de la temporada navideña, fechas en las que está previsto que 100 millones de estadounidenses se desplacen, en su mayoría (91 millones) por carretera.