Un candidato presidencial latino “a lo Trump”, pero demócrata

Roque "Rocky" de la Fuente es de San Diego, un exitoso empresario dueño de un concesionario Cadillac y otras empresas y está dispuesto a darle la pelea a Hillary Clinton y a Donald Trump, con una quimérica campaña demócrata por la presidencia

Guía de Regalos

Un candidato presidencial latino “a lo Trump”, pero demócrata
Roque "Rocky" de la Fuente, de 61 años y nacido en San Diego, lleva a cabo una quimérica campaña por la presidencia.
Foto: Archivo

¿Un candidato presidencial latino, con recursos y una plataforma incluyente?

No es una proyección a las elecciones del 2024. Ese candidato existe hoy, aunque no lo haya visto en ninguno de los debates y su nombre no sea familiar. Se llama Rocky de la Fuente, es un empresario de San Diego y está en la boleta presidencial en al menos seis estados, un logro importante para un virtual desconocido en política.

De La Fuente tiene más en común con Donald Trump que con otros candidatos a la presidencia, aunque no tiene buena opinión del magnate que encabeza las encuestas republicanas para la competencia electoral del año que viene.  Tampoco habla muy bien de Hillary Clinton, con quien pretende competir por ser el candidato presidencial demócrata.

En una entrevista telefónica realizada entre Boston y New Hampshire donde se encuentra, dice, haciendo campaña, De la Fuente dice que no ha sido nada fácil lograr incluir su nombre en las boletas de las elecciones primarias.

“He recibido mucha prensa por lograr calificar en varios estados, todo el mundo sabe que el sistema no me apoya y yo feliz que me odie el sistema, me están haciendo un favor al no apoyarme”, dijo en un español de fuerte acento mexicano.

Entrar en las boletas de los estados es crucial para cualquiera que quiera ser un candidato creíble. No es fácil y requiere “cumplir reglas diferentes en cada estado” que De la Fuente considera “profundamente antidemocráticas y destinadas a favorecer a los de siempre”.

El candidato ha recibido algo de cobertura mediática en estados como Michigan, Arizona, Arkansas, Indiana, simplemente por haberlo logrado. Ahora falta que adquiera los seguidores necesarios para ser competitivo con candidatos como Hillary Clinton o Bernie Sanders.

Parecido a Trump, pero no exactamente

Sus coincidencias con Trump: es un “outsider” (no es parte del sistema político), es un magnate con tendencia a enfatizar lo que ha hecho en negocios (“tengo empresas más grandes que algunos países”) y tiende a hablar sin un guión y sin preocuparse mucho ser “políticamente correcto”.

Trump es un imbécil que no tiene dos dedos de frente, es un ególatra capaz de llevarnos a una tercera guerra mundial”, dice. “Hillary es una abogada de Arkansas (en realidad nació en Chicago) cuyo marido fue gobernador y usaba puros en la Casa Blanca. La señora no está apta para gobernar el país. Ella pensó que iba a ser presidenta hace ocho años y Obama le dio la lección de su vida”.

De la Fuente no se parece a Trump en muchas otras cosas. Para empezar, su plataforma de campaña, que puede leerse en su página web, está mucho más elaborada que la del propio Trump y enfatiza diferentes temas en inglés y en español.  Sus posturas son las de un demócrata moderado, aunque según el, “son las de una persona lógica y normal”.

“Yo decidí lanzarme porque me importa este país. Mi generación es la última que vivió mejor que la de sus padres y eso no es lo mismo para el resto de la juventud. Este país tiene 230 años y está en decadencia. Los demócratas no se ponen de acuerdo, los republicanos tienen unos candidatos sin carisma a los que no les importan la gente”, explica. “No hay nadie con talla de líder compitiendo por la presidencia, como un Kennedy o un Reagan”.

Está claro que De la Fuente piensa que él es el candidato de la talla necesaria.

¿Quién es Rocky de la Fuente?

Roque “Rocky” de la Fuente Guerra nació en San Diego hace 61 años y estudió tanto en México como en los Estados Unidos.   Es graduado de Administración de empresas en la Universidad Anahuac (UNAM) y en la Universidad de San Diego.  Buena parte de su vida empresarial, que empezó de muy joven, la dedicó a los concesionarios de automovil, de los que llegó a tener 28 antes de 1990.

Actualmente sólo es dueño de un concesionario Cadillac en San Diego, donde despliega una gran bandera estadounidense que le costó una lucha legal con la ciudad.

También ha sido dueño de casas de cambio en la frontera, varios bancos, terrenos y edificios.  Posee “el edificio más alto de San Francisco” y muchas otras propiedades en California, Ohio, Cincinnati, Nueva York Connecticut, Florida, incluyendo complejos residenciales.   Su currículum empresarial parece interminable. Más información aquí (en español) y aquí (en inglés).

“Soy empresario, nunca he tenido un puesto público”, explica. 

¿Qué le hace pensar que está calificado para ser presidente o que ser empresario es todo lo que hace falta como antecedente?, va la pregunta.

“Llevar una empresa es 100% equivalente a llevar un país”, asegura. “Estamos en competencia global, hay competencia por todo, por espacios publicitarios, por turistas, por trabajos. Los chinos, los indios lo entienden, los que no lo entienden son los imbéciles que están en Washington”.

De la Fuente no piensa cobrar sueldo de llegar a la Casa Blanca, dijo. Quiere financiar su campaña con donativos pequeños de 10 dólares y propagar el mensaje de su campaña por internet y los medios sociales. “A mí nadie me compra”, dice.

Piensa este empresario que puede ganar el voto latino y de muchos otros ciudadanos estadounidenses, aunque por el momento pocos lo conocen y sus cuentas de medios sociales tienen pocos seguidores en comparación con Trump, o Clinton o incluso Bernie Sanders.

Para más sobre la plataforma de De La Fuente, puede visitar su página web https://www.rocky2016.com/ y ver  (a continuación) dos videos que dan una idea sobre el personaje y su mensaje.

Con este video De la Fuente lanzó su campaña en octubre

Este otro video, promueve la idea de un país diverso como un beneficio para la nación.