Muere el ‘Príncipe payaso’, estrella de los Harlem Globetrotters

Meadowlark Lemon pasó a formar parte de los Harlem Globetrotters en 1955 y con 22 años en el equipo de exhibición se convirtió en una de sus figuras más reconocidas
Muere el ‘Príncipe payaso’, estrella de los Harlem Globetrotters
Tenía 83 años y era admirado por Wilt Chamberlain, quien lo consideraba el mejor basquetbolista del mundo.
Foto: Getty Images

Meadowlark Lemon, mejor conocido como el “Príncipe Payaso” de los Harlem Globetrotters y miembro del Salón de la Fama del Básquetbol, murió el domingo.

Tenía 83 años. Admirado por Wilt Chamberlain, quien lo consideraba el mejor basquetbolista del mundo, Lemon fue un referente al combinar sus increíbles habilidades con el balón y su humor, convirtiéndose tal vez en el Globetrotter más popular, con sus conocidas rutinas como cuando lanzaba el cubetazo de confeti o cuando hacía sus tiros desde media cancha.

Lemon pasó a formar parte de los Harlem Globetrotters en 1955 y tras 22 años en la popular formación de filigranas baloncestistas se convirtió en una de las figuras más conocidas de estos genios afroamericanos de la cancha.

Meadowlark, cuyo nombre real era Meadow Lemon III, nació en Carolina del Norte en una familia humilde en el Estados Unidos segregacionista.

Gracias al baloncesto, Lemon consiguió una beca para estudiar en Florida A&M y fue elegido para seguir su carrera en la cancha con el Ejército estadounidense.

En 1955, cuando Lemon fue aceptado para viajar en partidos de exhibición con los Globetrotters, compuesto solo por miembros de raza negra, aún era una rareza ver afroamericanos en la cancha.

Solo habían pasado unos años desde que la NBA había levantado la prohibición de que los jugadores de raza negra formasen parte de equipos profesionales.

Lemon, que abandonó los Globetrotters en 1978, viajó por todo Estados Unidos y el mundo, en los años en que esta formación se convirtió en uno de los espectáculos deportivos más populares.

Tras su salida de los Globetrotters, Lemon, padre de diez, siguió creando equipos de exhibición de baloncesto y tras su retirada de este negocio pasó a ordenarse como ministro evangelista y fundó su propia iglesia en 1994.