Les devuelven a su hijo tras falso alegato de abuso

Tras cinco meses probando que no abusaron de su único hijo, un matrimonio mexicano recupera la custodia legal del menor

La pesadilla terminó para una pareja de mexicanos que temporalmente perdió la custodia legal de su único hijo por un “falso” alegato de abuso infantil.

Miguel Sánchez y su esposa Nadia Gama, residentes de Fontana, recibieron el año 2016 con la esperanza de que jamás volverán a separarse de Misael, de un año y medio de edad.

“Tenía confianza en Dios, sí esperaba un milagro”, dijo Sánchez sobre la decisión de un juez de que el menor regresara a su cuidado en la víspera de Navidad, después de concluir que el niño no fue víctima de abuso, sino de negligencia, un veredicto que la pareja rechaza.

“Nunca hubo un abuso real, pero así lo mantuvieron ellos”, agregó Sánchez, originario de Jalisco.

Por cinco meses, esta pareja perdió la custodia de su hijo. Misael se fracturó la clavícula derecha a mediados de mayo por razones aún desconocidas, aunque las autoridades del condado de San Bernardino lo consideraron un posible abuso infantil.

El matrimonio argumentó que la simple suposición de un médico y entrevistas que debieron responder en inglés a pesar de que no dominan el idioma, influyeron para perder el cuidado legal de su hijo.

Miguel Sánchez y su hijo Misael
Miguel Sánchez y su hijo Misael

PESADILLA LEGAL

Mientras avanzaba el caso en la corte, la pareja pidió ayuda en distintas instancias: acudió al consulado mexicano en San Bernardino, habló con la prensa, se reunió con legisladores del país Azteca e incluso le envió una carta al presidente de México, Enrique Peña Nieto.
“Fue un daño psicológico, moral, económico, en todos los sentidos”, dice Sánchez sobre su experiencia.
Su esposa, la señora Gama, reclamó que las averiguaciones del caso estuvieron plagadas de mentiras, porque indicaban erróneamente que el menor llegó llorando al hospital y también cita declaraciones falsas de ella, algo que atribuye a que no le ofrecieron un servicio de traducción.
El condado de San Bernardino no comentó sobre la decisión del juez, pero hace unas semanas defendió en términos generales el haber separado temporalmente a este menor de sus padres. Durante ese tiempo el niño estuvo bajo el cuidado de una tía, aunque les permitían a los padres visitarlo.
“La decisión de sacar a un niño de un hogar es algo que nadie en el condado, en las agencias policiacas, ni en el sistema judicial [las tres instancias deciden sobre la custodia de un menor] toman a la ligera”, indicó entonces su vocero David Wert.

En una iglesia, la familia Sánchez agradeció el regreso de Misael
En una iglesia, la familia Sánchez agradeció el regreso de Misael

El señor Sánchez cuenta que cerró el año 2015 con una deuda de unos 15,000 dólares, por el servicio legal que contrató, pero celebra que inició el 2016 con una sonrisa por tener de vuelta a su hijo.

“Ha sido una emoción bonita, un tipo sueño, en un parpadeó creció”, dijo. “Ahora nos desvelamos pero sabiendo que está aquí, que no tenemos que ir a ningún lugar a buscarlo”.