Inland Regional Center reabrirá el lunes

Habrá más seguridad en lugar de trágico ataque terrorista
Inland Regional Center reabrirá el lunes
El altar frente al Inland Regional Center, lugar donde ocurrio el tiroteo, sigue creciendo cada dia. Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Un mes después que una pareja abriera fuego y matara a 14 personas durante una fiesta navideña, en el peor ataque terrorista registrado en suelo estadounidense desde el 11 de septiembre, el Inland Regional Center de San Bernardino reabrirá sus puertas el lunes, en medio de fuertes medidas de seguridad.

El complejo de oficinas alberga 600 empleados que coordinan servicios para más de 30,000 personas discapacitadas en los condados de San Bernardino y Riverside.

El 2 de diciembre, Syed Farook y su esposa Tashfeen Malik irrumpieron en una de las salas de conferencia del lugar armados con rifles de asalto y atacaron a los presentes indiscriminadamente. Farook, un exempleado del Departamento de Salud Pública del condado de San Bernardino, asesinó e hirió a compañeros de trabajo en el atentado.

Según las autoridades, tanto Farook como su esposo, ambos de origuen paquistaní, se habían radicalizado — la mujer incluso había mostrado lealtad al líder del grupo terrorista ISIS en un mensaje que colocó en Facebook poco antes de la matanza.

El Centro estuvo cerrado desde del ataque y su exterior se convirtió en un altar con flores, velas y mensajes de cariño.

Muchos de los empleados recibieron iPads luego de la tragedia para permitirles trabajar desde casa.

SEGURIDAD Y CONSEJEROS

Cuanto el recinto abra sus puertas este lunes, habrá mayor vigilancia y medidas de seguridad en el lugar, incluyendo guardias que revisarán las identificaciones de aquellos que entren al lugar. También habrá consejeros disponibles para aquellos que lo necesiten.

La sala de reuniones donde ocurrió el ataque permanecerá cerrada y hasta ahora las autoridades del lugar no han dicho que harán con ella.

Enrique Márquez (izq.) de 24 años, y Syed Rizwan Farook, de 28.
Enrique Márquez (izq.) de 24 años, y Syed Rizwan Farook, de 28.

Hispano recibe dos cargos adicionales

Enrique Márquez, el amigo de Farook que está procesado por terrorismo, fue acusado la semana pasada de dos cargos más por dar información falsa en la compra de armas y en su matrimonio, informó en un comunicado el Departamento de Justicia de EEUU.

En total serán cinco los cargos sobre los que deberá responder Márquez según la acusación del gran jurado federal de Riverside (EEUU): conspiración para suministrar apoyo material a terroristas, dos cargos por mentir en la compra de dos rifles, fraude migratorio y falso testimonio en un supuesto matrimonio de conveniencia.

Márquez, de 24 años, era amigo del estadounidense Syed Farook, coautor del atentado de San Bernardino junto a su esposa paquistaní Tashfeen Malik en el que murieron catorce personas el 2 de diciembre.

A mediados de este mes, Márquez fue acusado de conspiración por su papel en la planificación de dos atentados terroristas en suelo estadounidense en 2011 y 2012 que no llegaron a producirse.

Según los investigadores, Márquez y Farook planearon atacar una biblioteca y una autopista, planes que no llevaron finalmente a cabo.

También se acusa a Márquez por asegurar que los rifles que compró eran para él, cuando no era así, así como por mentir cuando afirmó que vivía en Corona (EE.UU) junto a su mujer, una familiar lejana de Farook con la que presuntamente orquestó un matrimonio de conveniencia a cambio de dinero.

La acusación no ha hallado evidencias de que Márquez participara en el atentado de San Bernardino o tuviera conocimiento previo del mismo.