Kanye West ataca a Bill Cosby y Steve Harvey en su última canción (vídeo)

El marido de Kim Kardashian ha aprovechado esta ocasión para mofarse de algunos de los escándalos más sonados del 2015
Kanye West ataca a Bill Cosby y Steve Harvey en su última canción (vídeo)
Foto: Ethan Miller / Getty

El rapero Kanye West aprovechó el último día de 2015 para publicar su último trabajo musical, “Facts”, en el que, de nuevo, no deja títere con cabeza. En esta ocasión, el marido de Kim Kardashian se ha dirigido al comediante Bill Cosby, al presentador Steve Harvey y hasta ha dedicado unos versos la firma de calzado y ropa deportiva, Nike,

“¿Alguien se siente mal por Bill Cosby?, ¿acaso se olvida de algunos nombres como Steve Harvey?”, se pregunta West en este nuevo tema, haciendo referencia a dos de los escándalos con los que ha terminado el año.

Después de que más de dos decenas de mujeres denunciaran públicamente a Cosby, el actor era acusado formalmente esta misma semana por un supuesto delito de agresión sexual que habría cometido en 2004 contra Andrea Constand. Tras ser puesto en libertad bajo una fianza de un millón de dólares, el comediante tendrá que volver a enfrentarse a un juez el próximo 14 de enero.

Harvey por su parte, se convirtió en trending topic cuando, hace apenas dos semanas, se confundió al anunciar el nombre de la vencedora del certamen Miss Universo, convirtiéndose en objeto de burla mundial.

Ariadna Gutiérrez supo mantener la compostura a pesar de la tremenda decepción.

En la canción, que sirve como avance de su próximo disco que llevará por título “Swish”, el rapero también ha atacado a la marca deportiva Nike, a los que acusa de “tratar a sus empleados como esclavos” y de ofrecerle un millón de dólares al jugador de baloncesto Lebron James para que no se desvincule de la marca.

Tampoco ha querido olvidarse de su televisiva familia y ha dedicado una estrofa de la canción a presumir del éxito que tuvo su mujer cuando el lanzamiento de su propia serie de “emojis” colapsó la tienda online de Apple.

“Ganamos un millón por minuto”, rapeaba.

//platform.twitter.com/widgets.js