Triplete de Bale en el debut de Zinedine con el Real Madrid

El galés tuvo uno de sus mejores partidos con la camiseta blanca y el cuadro de "Zizú" goleó 5-0 al Deportivo La Coruña

El estreno de Zinedine Zidane en el banquillo del Real Madrid respondió a la ilusión generada en el madridismo, recuperó el sello clásico del equipo blanco, que jugó al toque, con velocidad y buen fútbol ante un Deportivo al que tumbó con triplete de Bale y doblete de Benzema para un contundente 5-0.

La ilusión regresó de golpe al Santiago Bernabéu. Nunca un movimiento en el banquillo generó un cambio tan radical. Del silbido y la tensión, a la ovación y el goce. Se marchó Rafa Benítez sin la complicidad de sus jugadores ni del público y llegó Zidane, figura querida y respetada por todos. Se palpó en todo momento. En el ambiente que recuperó la emoción, en la entrega de los futbolistas y el regreso de un fútbol más adecuado al ADN del Real Madrid.

El conjunto blanco se quitó el corsé táctico. De un plumazo dejó en el olvido las ataduras, las preocupaciones sobre el rival y manteniendo un 4-3-3 como dibujo, desató el fútbol que gusta en el Bernabéu. Alegría en su juego, con más velocidad, queriendo la pelota. Líneas más unidas gracias a una defensa adelantada. Las ovaciones se sucedieron en la grada en cada cambio de juego, en jugadas que siempre acabaron en remates. Zidane advirtió que quiere plasmar en el campo su juego como futbolista y el inicio no pudo ser más esperanzador.

Los tres goles de Bale

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js