LAPD justifica disparo a adolescentes que portaban réplica de arma

Esta decisión seguramente traerá fuertes críticas para el LAPD
LAPD justifica disparo a adolescentes que portaban réplica de arma
Jamar Nicholson (izq.) durante una conferencia de prensa luego del tiroteo.
Foto: Twitter

Un agente del Departamento de Policía de Los Ángeles actuó de forma justificada al disparar y herir a un adolescente que estaba cerca de otro individuo que portaba lo que resultó ser la réplica de un arma. Esa es la decisión a la que llegó la Comisión de Policía, brazo civil a cargo de la agencia del orden.

El reporte de la Comisión también indica que uno de los agentes no debió adentrarse por sí solo en un callejón donde ocurrió el tiroteo, reportó Los Angeles Times. Los agentes policiales culparon del tiroteo a la existencia de réplicas de armas que parecen reales.

Jamar Nicholson, quien tenía 15 años cuando ocurrió el tiroteo el 10 de febrero de 2015, cerca de la esquina del bulevar Crenshaw y la avenida Florence, sufrió una herida en la espalda.

La familia de Jamar y el otro joven que se encontraba junto a él presentaron una demanda de $20 millones en contra de la ciudad a raíz del hecho, ya que alegan que hubo discriminación racial en el hecho por parte de los agentes.

La familia de Jamar Nicholson (segundo de la izquierda) presento una demanda millonaria contra la ciudad de Los Angeles a raiz del tiroteo. /TWITTER
La familia de Jamar Nicholson (segundo de la izquierda) presentó una demanda millonaria contra la ciudad de Los Angeles a raíz del tiroteo. Foto: Twitter

“Lo que el agente creía era un arma resultó ser un arma de réplica”, dijo el sargento Frank Preciado luego del tiroteo.

Según el reporte policial, dos agentes vieron a un adolescente apuntando a otra persona con lo que creían era un arma el martes por la mañana. Los agentes ordenaron al chico que soltara el arma, dijo Preciado. Cuando no obedeció, uno de ellos abrió fuego.

El adolescente que sostenía la réplica no resultó herido, pero Nicholson, que estaba a su lado, recibió el balazo. Nicholson rechazó la versión de las autoridades, diciendo “prometo que no oí nada” como una orden de que soltaran el arma, y dijo que el agente disparó justo después de gritar “¡quietos!”

Luego del hecho, la policía mostró el arma falsa y después señaló el peligro que conllevan esos juguetes. La réplica parecía una pistola real, salvo por una pequeña pieza naranja en el cañón.