Pasan el día como voluntarios para honrar el legado de Martin Luther King

Durante horas, muchas familias latinas ordenaron y embolsaron ropa donada para entregarla a organizaciones comunitarias del sur de California

Wendy y Jorge Venegas salieron temprano de su casa en el Valle de San Fernando con sus tres hijos de 8, 7 y 3 años para participar como voluntarios en la organización y empacado de ropa, y de esa forma honrar en su día la memoria del líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr.

Qué mejor que venir con los niños para darles un buen ejemplo y mostrarles que como voluntarios podemos hacer la diferencia”, dijo Jorge quien junto con su familia era la primera vez que donaban su tiempo y esfuerzo para ayudar a otros.

Los invitó su amiga la hispana Paty Pesis quien ya lleva tres años de colaborar como voluntaria en la selección de vestimenta donada. “Mi hijo está creciendo y quiero que aprenda lo que significa ayudar”, observó.

Muchas familias trajeron a sus niños para mostrarles con el ejemplo de que se pueden hacer una diferencia en la comunidad al participar como voluntarios. (Araceli Martínez/La Opinión).
Muchas familias trajeron a sus niños para mostrarles con el ejemplo que se pueden hacer una diferencia en la comunidad al participar como voluntarios. (Araceli Martínez/La Opinión).

En el área de Hollywood, se juntaron cientos de voluntarios de todas las razas y edades en un evento conocido como Gran Domingo (en inglés Big Sunday),  el más grande festival de servicio comunitario que se celebra en el Día de Martin Luther King Jr. para entre todos clasificar ropa donada usada y nueva, destinada a personas que viven en condiciones precarias.

Loading the player…

var player = jwplayer(“embed_container_SaHQkGE6”); player.setup({ file: “http://content.jwplatform.com/videos/SaHQkGE6.mp4”, image: “http://content.jwplatform.com/thumbs/SaHQkGE6.jpg”, mediaid: “SaHQkGE6”, width: 728, height: 409, autostart: true, “sharing”: { “sites”: [“facebook”,”twitter”,”email”] }, title: “SaHQkGE6.JWID.Pasan el día como voluntarios para honrar el legado de Martin Luther King”, description: “Durante horas, muchas familias latinas ordenaron y embolsaron ropa donada para entregarla a organizaciones comunitarias del sur de California” }); player.on(“ready”, function() { player.on(“play”, function(){ var playlistItem = player.getPlaylistItem(player.getPlaylistIndex()); PARSELY.video.trackPlay( playlistItem.mediaid, { title: playlistItem.title, section: “los-angeles”, pub_date_tmsp: 1453129233, image_url: playlistItem.image,tags: [“los-angeles”,”martin-luther-king”,”videos”,”voluntarios”,], authors: [“Araceli Martínez Ortega”] }); }); player.on(“pause”, function(){ var playlistItem = player.getPlaylistItem(player.getPlaylistIndex()); PARSELY.video.trackPause(playlistItem.mediaid); }); player.on(“stop”, function(){ var playlistItem = player.getPlaylistItem(player.getPlaylistIndex()); PARSELY.video.trackPause(playlistItem.mediaid); }); });

“Lo hacemos desde 1999 y este año tenemos entre 500 y 600 voluntarios que vienen a ayudarnos a clasificar como 20,000 prendas de vestir que nos donaron gente y organizaciones durante dos semanas. Mañana ya empacadas por tallas y tipo de vestimenta, la entregaremos a organizaciones comunitarias ”, explicó David Levinson, director y fundador de festival Big Sunday.

“Se siente como si el espíritu de Martin Luther King hiciera posible reunir a tanta gente para ayudar, y compartir lo que tienen en común en estos tiempos de división”, indicó.

Levinson invitó a los residentes de Los Ángeles a no esperar a que llegue otra vez el día feriado para ser voluntarios y ayudar. Les recomendó visitar el portal www.bigsunday.org para que vean todos los eventos comunitarios en los que pueden contribuir.

Pasaron horas durante la mañana en la selección de las prendas de vestir por tallas para que estén listas para ser donadas. (Araceli Martínez/La Opinión).
Pasaron horas durante la mañana en la selección de las prendas de vestir por tallas para que estén listas para ser donadas. (Araceli Martínez/La Opinión).

La enfermera Rosa Castellano vino son sus dos hijos de 18 y 14 años a ayudar a clasificar ropa, doblarla y guardarla en bolsas. Es la primera vez que es voluntaria. “Mi hija que está en la secundaria me invitó a venir porque sabe que me gusta ayudar en lo que pueda”, expuso mientras escarbaba entre una inmensa y larga pila de prendas de vestir.

A Roberta Reyes y a su esposo los trajó su hija Kaitlyn de 13 años quien es presidenta de los estudiantes de una escuela intermedia en Cerritos.

Es la primera vez que venimos, y es maravilloso ver cuánta gente viene a dar la mano”, comentó. En tanto su hija Kaitlyn dijo que le gusta ayudar porque además muestra liderazgo entre sus compañeros de escuela y los anima a participar como voluntarios.