Frío paso de Manny Pacquiao por Nueva York

El mito filipino deja un adiós, más que una invitación a su pelea de despedida en abril

Frío paso de Manny Pacquiao por Nueva York
Manny Pacquiao y Tim Bradley presentaron ayer en Nueva York su terecera pelea para la despedida del campeón filipino.
Foto: JGV Media / Jairo Giraldo

La gira promocional de la despedida del legendario campeón Manny Pacquiao tuvo ayer su segunda parada en Nueva York con uno de los eventos más desangelados en los que se haya visto al mito filipino en los recientes 15 años.

Ayer en el Madison Square Garden, Bob Arum, el mandamás de Top Rank, se esforzó por destacar las bondades de un peleador de época que ganó ocho títulos mundiales.

Lo imitaron Teddy Atlas, entrenador de Tim Bradley, quien habló del “privilegio que representa estar en la última pelea de una leyenda y futuro Hall Of Fame, como Pacquiao”.

“Manny ganó una y yo gané otra y eso les dice que la tercera es una batalla para ambos”, dijo el elusivo boxeador nativo de Palm Springs.

Como en sus dos anteriores peleas, Pacquiao y Bradley se profesaron respeto, pero hicieron poco por vender un espectáculo por el que la gente debe pagar.

Sin embargo, era unánime, en medio centenar de periodistas que acompañaron el evento, el asombro por la actitud de Pacquiao, quien más que un héroe que invita a su última función, por su expresión tan apagada parecía que ya estuviera retirado.

Colgaré mis guantes y tomaré otras responsabilidades con mi familia, mi pueblo y mi país”, concluyó el otrora guerrero filipino que llevó como pocos emoción a los cuadriláteros.

Arum anticipó que Pacquiao será candidato presidencial en Filipinas para 2022.

Más de boxeo

La conmovedora película sobre un boxeador boricua de Red Hook (video)

Danny García se siente orgulloso por cambiar el rumbo de la historia para los latinos en Filadelfia

La última pelea de Manny Pacquiao llevará un mensaje anti Donald Trump