Abogado que fue indocumentado pagará $50,000 en impuestos

“Hago este anuncio no para presumir, sino para corregir a quienes dicen que los indocumentados no pagamos impuestos”

Guía de Regalos

Abogado que fue indocumentado pagará $50,000 en impuestos
Sergio C. Garcia es el primer abogado indocumentado autorizado a ejercer aún sin documentos en este país, es escritor, empresario y motivador.
Foto: Suministrada

Sergio C. García, el primer indocumentado que logró obtener su licencia para ejercer como abogado en California reveló a La Opinión que este año pagará alrededor de 50,000 dólares en impuestos federales y estatales.

Hago este anuncio no para presumir, sino para corregir a quienes dicen que los indocumentados no pagamos impuestos”, señaló García.

El inmigrante de origen mexicano obtuvo su licencia para ejercer como abogado en enero de 2014 tras una larga pelea que inició en 2009 cuando se graduó de la Escuela de Leyes y pasó los exámenes de la Barra de Abogados de California al primer intento. Sin embargo, esa licencia le fue negada por su estatus como indocumentado. Una vez con la licencia en mano, García abrió su despacho en la comunidad rural de Chico, al norte del estado, en 2014.

El primer año fue muy difícil, pero ya en 2015 nos fue muy bien gracias a Dios”, dice contento García, cuyo despacho se especializa en accidentes de tránsito.

“Pagaré 42,000 dólares al gobierno federal y 7,000 dólares al gobierno estatal. El mito de que por ser indocumentado no pagas impuestos, es solo eso, porque sí pagamos y mucho. Cuando yo luchaba por mi licencia, no faltó quién dijera que para qué la quería si los indocumentados no pagan impuestos, aquí está la prueba de que sí lo hacemos”, comentó García, quien en mayo pasado después de una espera de más de 22 años, dejó de ser indocumentado para convertirse en residente legal.

pay tax

Grandes contribuciones tributarias

Un estudio del Instituto de Política Económica e Impuestos (ITEP), una organización no lucrativa que trabaja en temas de política tributaria local, estatal y federal, reveló el año pasado que en 2012, los inmigrantes indocumentados pagaron $11,084 millones de dólares en impuestos, el 8% fueron contribuciones a nivel local y estatal. En California, más de 3.1 millones de inmigrantes indocumentados pagaron $3,200 millones de dólares en impuestos.

Anabel Márquez, portavoz de la Oficina de Recaudación de Impuestos (IRS) en Los Ángeles, dijo que no mantienen estadísticas de cuántos inmigrantes indocumentados pagan impuestos porque no preguntan el estatus migratorio ni la raza.

“Muchos usan el número de identificación individual del contribuyente conocido por sus siglas ITIN a falta de un número de seguro social. Pero no todos los que emplean un ITIN son indocumentados. Pueden ser usados por residentes legales y ciudadanos por otras razones”, expuso.

Pero hizo ver que es muy bueno que las personas sin papeles que trabajan y obtiene ingresos cumpla con el Tío Sam.

No sólo porque parte de ese dinero se va para pagar parte de nuestras carreteras, las agencias del orden, los hospitales y escuelas públicas, sino porque pagar impuestos habla muy bien del inmigrante indocumentado y lo hace ver como una persona responsable. Y los puede ayudar a la hora de una reforma o alivio migratorio”, señaló. Además pueden obtener reembolsos, agregó.

Otro dato del Centro Nacional de Leyes de Migración (NILC) arrojó que en 2010, más de 3 millones de declaraciones tributarias fueron hechas con el uso del ITIN, lo que representó más de $870 millones en impuestos por ingresos.

En el mismo año, más de 3 millones de trabajadores no autorizados, incluyendo a quienes declararon impuestos con el uso del ITIN, pagaron más de $13,000 millones de dólares al seguro social.