Regalos para el corazón del papa Francisco

El obispo de Roma recibió diversas muestras de cariño y regalos durante sus visitas al interior de la República Mexicana

Guía de Regalos

Regalos para el corazón del papa Francisco
El papa Francisco recibió muestras de cariño y diversos regalos durante su visita a México.

MÉXICO – Rósemberg Juárez y María Antonieta Vázquez entregaron algunos de los regalos favoritos al papa Francisco, de esos que le llegan al corazón porque son intangibles y no se compran.

Y aunque la  pareja indígena también dio un bastón de mando tallado en madera con las rosas de la Virgen de Guadalupe como reconocimiento de máximo jerarca de la Iglesia Católica (y que usó en una misa) el principal obsequio fue la muestra de ser una pareja unida por el sacramento del matrimonio durante 65 años en los que criaron a seis hijos.

Lee también: Piden a papa Francisco que hable de migración en muro fronterizo

No es cualquier cosa en tiempos del divorcio y ahí estuvieron, marido y mujer, sonrientes para ofrecerle también una corona y un collar de flores en Chiapas, el estado donde Francisco quizás recibió el mayor número de regalos, al menos de manera pública.

En San Cristobal de las Casas, la catedral fue adornada con un retablo de flores de más de cuatro metros de altura que sirvió de escenario para que el Sumo Pontífice hiciera un llamado a “pedir perdón” por siglos de maltrato a los indígenas; a cambio, le llovieron todo tipo de “detalles” o “recuerdos” como se le llama a esas pequeñas cosas que se dan a alguien que tiene todo.

Cestas, dulces, tallados de madera, manteles, bolsas bordadas y todo tipo de artesanías al estilo tzeltal, tzotzil, chontal, tejolabal…

Lee también: “Aunque sean 3 minutitos en Ciudad Juárez”, ruegan al Papa, padres de los 43

Danzas rituales con coloridas vestimentas y canciones tocadas con marimbas, violines, guitarras tal y como se replicaron en cada una de las seis ciudades que visitó Francisco, de San Cristobal a Tuxtla, la Ciudad de México, Ciudad Juárez, Morelia y Ecatepec.

En el Aeropuerto de la capital mexicana, poco ante de partir a Juárez rumbo al Vaticano, un mariachi cantó con sentimiento “Las Golondrinas” y “México lindo y Querido”.

De manera oficial, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, no resistió “la tentación” de ofrendar al papa y le regaló un “Árbol de la Vida” una artesanía elaborada en barro que representa las raíces de la cultura mexicana mientras el Arzobispo Norberto Rivera Carrera le entregó en la Basílica una moneda de plata de cinco onzas fabricada por artesanos de Taxco con la imagen de la Virgen de Guadalupe de un lado y el rostro de Francisco del otro.

La actriz de telenovelas Verónica Castro tampoco desaprovechó la ocasión de quedar bien parada y envió con su hijo Christian un pañuelo bordado con la Morenita del Tepeyac según presumió en su cuenta de Instagram.

Pero entre todos los regalos, hay uno que sigue siendo el mayor misterio: ese envoltorio que le entregó una mujer que burló la guardia de seguridad en Ecatepec. Un presente que preparó con sigilo y ofreció dando brinquitos de júbilo como un niño que hace una travesura.

Lee también: Ciudad Juárez: El Papa rezará frente a cruz y zapatos en frontera con EEUU