Baja el impuesto a gasolina en California

Significará para los conductores un ahorro de aproximadamente 147.000 millones de dólares anuales
Baja el impuesto a gasolina en California
Estiman que, antes de fin de año, el precio de la gasolina podría llegar a menos de $2 el galón.

La Junta Estatal de Impuestos (BOE) de California acordó hoy rebajar el impuesto a la gasolina, que costará 2.2 centavos menos por galón a partir del 1 de julio y hasta el 30 de junio de 2017.

En su reunión de hoy en Culver City, al noreste de Los Ángeles, la BOE estableció el nuevo impuesto al consumo por galón en 27,8 centavos, lo que significará para los conductores un ahorro de aproximadamente 147.000 millones de dólares anuales.

“Rebajar la tasa era lo correcto para hacer y estoy seguro que los californianos darán la bienvenida a esta reducción”, señaló hoy Jerome Horton, presidente de la junta.

Los conductores del Estado Dorado consumieron cerca de 15.000 millones de galones de gasolina el año anterior y para muchos hispanos, que son contratistas independientes o empleados en su movilización diaria al trabajo, la rebaja significará un alivio importante.

No obstante, según señaló en la reunión el vicepresidente George Runner, “los californianos sobrepagaron el impuesto a la gasolina el año pasado debido a una extraña fórmula conocida como el ‘intercambio de impuestos a la gasolina'”.

A partir de 2010, el denominado intercambio en el impuesto a los combustibles rebajó el impuesto a las ventas a la gasolina -que en ese momento era de 8.25 %- a 2,25 % pero exigió que BOE ajustara cada año antes de marzo 1 el impuesto al consumo.

Este ajuste debe hacerse muy cuidadosamente para que en términos totales los consumidores paguen, al momento de la compra del combustible, el mismo porcentaje en impuestos que pagaban antes de 2010.

Para el cálculo, BOE tiene en cuenta varios factores incluyendo el precio proyectado del combustible, el número calculado de galones que se venderán así como el impuesto a las ventas que se recogía antes del intercambio.

De 2014 a 2015 BOE recolectó cerca de 5.400 millones de dólares en impuesto al consumo por el combustible para vehículos, cantidad que ayuda a pagar el mantenimiento de las autopistas y carreteras y otros proyectos de transporte.

La junta calcula que con la rebaja, el estado dejará de recibir 328 millones de dólares del dinero utilizado para proyectos masivos de transporte y mantenimiento de vías públicas.