El rechazo de los latinos contra Trump es categórico

Ocho de cada diez hispanos tienen una opinión desfavorable del magnate, reveló esta encuesta de Univision y Washington Post

El rechazo de los latinos contra Trump es categórico
La estrella en el Paseo de la Fama de Donald Trump fue vandalizada.
Foto: Captura / Twitter

A pocas semanas de haber comenzado la votación en las elecciones primarias y de asambleas electorales, Hillary Clinton domina la intención de voto de los electores hispanos demócratas, según una nueva encuesta exclusiva de Noticias UnivisionThe Washington Post.

En la confrontación con el único rival en su partido, el senador de Vermont Bernie Sanders, la exsecretaria de estado tiene el 57% de apoyo de votantes hispanos frente al 28% de Sanders.

Esta ventaja de 2 a 1, sin embargo, es menor que la ventaja de 3 a 1 que Clinton le sacó a Sanders en la primera encuesta de votantes hispanos de Noticias Univision realizada en junio de 2015. El nuevo sondeo revela que Sanders ha hecho notables progresos entre los votantes hispanos, quienes anteriormente ni siquiera le reconocían.

En cambio, ahora, el 60% de los entrevistados tiene una opinión favorable suya, apenas siete puntos menos que Clinton.

pregunta8b-tableta

Del lado republicano, el senador de la Florida Marco Rubio lleva la delantera entre los votantes hispanos inscritos en su partido, de acuerdo con la encuesta realizada por la firma demócrata Bendixen & Amandi y la firma republicana The Tarrance Group.

Rubio tiene el 27% de la intención de voto de los hispanos republicanos, seguido del empresario de bienes raíces Donald Trump con un 22%, el senador de Texas Ted Cruz con un 19% y el exgobernador de la Florida Jeb Bush, quien ya se retiró de la contienda, con un 12%. Los precandidatos republicanos aún están por conquistar a un potencialmente decisivo 24% de electores hispanos: ese 12% que prefería a Bush y otro 12% de indecisos.

Sin embargo, Rubio probablemente se beneficiará más de la retirada de Bush porque es el candidato republicano que más seleccionan los votantes cuando se les pregunta cuál sería su segunda elección. Esto último podría de hecho aumentar a 34% el apoyo que recibe el senador de la Florida de los electores hispanos republicanos.

pregunta8a-tableta

Aunque Trump aparece en segundo lugar de la preferencia de votantes hispanos republicanos, la encuesta bipartidista sugiere que continúa enfrentando un serio problema de imagen entre los electores latinos del país.

Tres de cada cuatro hispanos republicanos prefieren a otros candidatos de su partido. Una clara mayoría del 74% de todos los votantes latinos considera ofensivos los criterios que el empresario ha expresado sobre inmigración. Y un abrumador 81% se ha formado una opinión desfavorable suya.

Esta percepción negativa de Trump salpica al Partido Republicano, según datos de la encuesta: el 19% de los entrevistados dice que los criterios de Trump sobre inmigración también son los del Partido Republicano, aunque una mayoría del 64% opina lo contrario. Otro 10% dice que son los criterios tanto de Trump como del Partido Republicano.

Para la elección general de noviembre de 2016, los votantes hispanos prefieren a los candidatos demócratas por encima de los republicanos. Si esa elección tuviera lugar en estos momentos, Hillary Clinton le ganaría el voto hispano por 61% a 31% a Marco Rubio, el aspirante republicano que más se le aproxima.

pregunta26-28b-tableta

A Donald Trump le daría una paliza entre los hispanos, conquistando el 73% de su voto frente al 16% de Trump. Bernie Sanders, el otro candidato demócrata que participa en la contienda, tendría resultados similares. Le ganaría el voto hispano 57% a 33% a Rubio, el republicano que más se le acerca. Y vapulearía a Trump 72% a 16%.

El porcentaje de indecisos oscila entre el 8% y el 12%, dependiendo de las confrontaciones individuales sobre las que preguntó la encuesta exclusiva de Noticias Univision y The Washington Post.

La preferencia de los votantes hispanos por los candidatos demócratas es consecuente con sus criterios sobre los dos grandes partidos del país.

Mientras el 65% de los entrevistados dicen que los líderes del Partido Demócrata representan sus puntos de vista, solo el 38% opina lo mismo de los líderes del Partido Republicano. Y claras mayoría de electores hispanos confían más en el Partido Demócrata para manejar la economía, los asuntos de inmigración, los retos de la atención médica e incluso el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Solo en lo que respecta a la amenaza del terrorismo se refleja una mayor división entre los entrevistados, pues el 38% dice confiar más en los demócratas para encarar ese problema mientras que el 33% dice confiar en los republicanos.

Sin embargo, los votantes hispanos tienen importantes diferencias de criterio sobre la gestión del Presidente Obama, lo que sugiere oportunidades para el Partido Republicano y sus principales candidatos a la presidencia.

El 43% de los encuestados dice que Obama ha mejorado las cosas para la mayoría de los hispanoamericanos. Pero el 20% dice que las ha empeorado y el 33% opina que no ha hecho diferencia en sus vidas. Además, casi la mitad de los entrevistados, el 48%, se inclina a votar en contra de cualquier candidato que pretenda continuar la política de deportaciones de Obama, mientras que apenas el 17% se inclina a votar por un candidato con esa pretensión. Y una clara mayoría del 54% cree que las cosas en el país van mal encaminadas, mientras que solo el 33% piensa que marchan en la dirección correcta.

Al igual que en la encuesta del pasado verano, el nuevo sondeo exclusivo de Noticias Univision y The Washington Post revela que la economía y los trabajos son el tema que más preocupa y motiva a los hispanos en la actual contienda presidencial.

Tres de cada 10 votantes entrevistados, o el 33%, dicen que eso es lo más importante a la hora de decidir por quién votarán para presidente. Sin embargo, el tema de inmigración también se ha convertido en prioritario para este sector de votantes, habiendo escalado del cuarto lugar en la encuesta anterior al segundo en esta: el 17% de los electores hispanos considera que la inmigración será lo que decida su voto presidencial, el 16% dice lo mismo de la educación y el 11% de la atención médica.

Ese 17% pudiera parecer un porcentaje estadísticamente insignificante. Pero el tema de inmigración cobra mayor relevancia cuando se consideran otros resultados de la encuesta. Por ejemplo, un abrumador 82% de los electores hispanos dice que le gustaría que el próximo presidente apoye una vía a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados y el 53% no votaría por un candidato que se oponga a esa vía.

pregunta32-tableta

Los votantes hispanos se sienten muy motivados para participar en estas elecciones presidenciales. Nueve de cada 10 piensan votar en ellas. Además de la economía y la inmigración, les motivan a participar otros temas de la actual campaña.

Uno es la Ley de Atención Médica Asequible popularmente conocida como Obamacare: el 54% quisiera que el próximo presidente la mantenga al tiempo que el 35% desearía lo contrario. Al 71% también le gustaría que el futuro líder del país esté a favor de aumentar el salario mínimo de 7 dólares 25 centavos la hora a 15 dólares la hora. Sin embargo, casi la mitad, el 47%, estaría dispuesto a apoyar a un candidato presidencial que se oponga al aumento del salario mínimo siempre y cuando coincida con sus criterios sobre otros temas importantes.

La encuesta bipartidista también preguntó a los votantes hispanos sobre el embargo comercial de Estados Unidos a Cuba. Una clara mayoría del 64% dijo estar firmemente a favor o un tanto a favor de que Washington lo elimine, mientras que el 19% manifestó la opinión contraria.

La encuesta exclusiva para Noticias Univision y The Washington Post se realizó entre 1,200 votantes inscritos en el padrón electoral durante la semana del 11 al 18 de febrero y tiene un margen de error de más o menos un 3%.