Pacto de impunidad con el Gobierno destruye a México

Analistas y activistas cren que el voto ciudadano no es suficiente
Pacto de impunidad con el Gobierno destruye a México
Debido a la violencia e impunidad, la gente toma justicia por su propia man

México necesita romper el pacto de impunidad que desde hace décadas mantienen políticos, partidos y gobierno, antes de que el país colapse ante la falta de Estado de Derecho, advirtieron analistas y activistas.

Ese pacto también incluye a magistrados, autoridades y todos aquellos actores relacionados con el poder en México.

“Es un pacto de impunidad bien consolidado… El soporte fundamental de la política mexicana, que tiene como supuesto que no habrá castigo penal como regla para la corrupción, sólo cuando se necesite una válvula de escape, como el caso de Elba Esther Gordillo [expresidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación acusada de movimientos financieros con recursos del Sindicato y presa desde 2013]”, explicó el activista Jesús Robles Maloof.

El pacto de impunidad prevé desviar la atención hacia otros temas, como los chivos expiatorios, señaló.

“El ejemplo más claro es que México es el único, de todo el hemisferio, que no tiene una sola sentencia contra delitos de lesa humanidad desde los años 70 a la fecha, como lo tienen Guatemala, Brasil o Ecuador que vivieron dictaduras”, agregó.

Robles Maloof lamentó que este pacto no escrito parezca invencible, porque “goza de muy buena salud” e indicó que la sociedad está imposibilitada para influir en la toma de decisiones.

“Las elecciones no sirven para romper ese pacto. Para ello hace falta crear municipios independientes, meter candidatos ciudadanos y votar por alternativas que no hayan estado en el poder. Si cualquier partido de izquierda llega, el requisito es romper ese pacto en su primer año. Perseguir a los corruptos de México, si no lo hacen en 12 meses, pasarán a ser más de lo mismo”, dijo.
En febrero pasado, el Índice de Impunidad México 2016 (IGI-MEX), elaborado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), encontró que el promedio de incidencia en México es “muy alto” y se ubica en 67.42%.

Además subrayó que siete de cada 100 delitos son denunciados en México y los 33 millones de delitos ocurridos en el país son en realidad 21 veces más de los registrados de manera oficial.

Ivonne Acuña Murillo, académica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, coincidió con Robles Maloof: en México hay un pacto de impunidad que sólo persigue a funcionarios, cuando cometen algún error político y cuando ponen en riesgo a todo el sistema que los sostiene.

La impunidad, de la mano de la corrupción, parece no tener fin. Se sostiene en una sociedad que aguanta y que se preocupa por el día a día: comer, ganar dinero para subsistir y no ve más allá, explicó.

“Ya hay muestras de que no va aguantar siempre, tenemos a las autodefensas en Michoacán, a la gente que se está haciendo justicia por su propia mano, que está participando en linchamientos, a las organizaciones civiles que están siguiendo las cifras de violencia, que están contando a los desaparecidos, pero aún tenemos una sociedad muy pasiva”, dijo.

La forma más sencilla para ir en contra del pacto de impunidad, es el voto, indicó. Sin embargo el sufragio en ocasiones tampoco garantiza el avanzar hacia una sociedad más justa.

“Como el alcalde de San Blas [Nayarit] que dijo que robó poquito y vuelve a competir.

Todos deben caer

Para restablecer el Estado de Derecho, es decir ordenar el sistema haciendo cumplir las leyes de la Constitución, el Presidente Enrique Peña Nieto debe capturar no sólo criminales, sino también políticos envueltos en actos de corrupción, según indicó un artículo publicado por The Economist.

Advirtió que para que los mexicanos tengan confianza en que sus líderes son serios en el combate a la corrupción, los políticos tendrán que vigilarse a sí mismos. “Si Peña Nieto quiere afianzar el Estado de Derecho, los políticos corruptos, así como los mafiosos pistoleros, tendrán que rendir cuentas”, reza el texto.