Arrestados en manifestación del Ku Klux Klan enfrentan cargos criminales

Los heridos durante la manifestación sangrienta en Anaheim se recuperan en el hospital
Arrestados en manifestación del Ku Klux Klan enfrentan cargos criminales
Uno de los heridos, un joven latino identificado por sus amigos como “Buzz Fuzz”, alza su mano como muestra de victoria.
Foto: Jorge Luis Macías / Especial para La Opinión

Los tres individuos que fueron apuñalados durante la sangrienta reyerta entre miembros del grupo, Ku Klux Klan (KKK) y opositores se encuentran en condición “estable”, dijeron autoridades policiacas de Anaheim.

Al mismo tiempo, de las 12 personas que fueron arrestadas el sábado en el Parque Pearson, cinco fueron puestas en libertad -incluido un menor de edad-, pero siete fueron fichados, encarcelados y enfrentarían serios cargos criminales.

“[Los heridos] habían sido ingresados en estado crítico”, dijo a La Opinión, el sargento Daron Wyatt, del Departamento de Policía de Anaheim. “Solamente uno de ellos tendría que pasar algunos días más en el hospital”.

La violencia estalló cuando seis presuntos miembros del Ku Klux Klan -incluida una mujer- arribaron al Parque Pearson para tener una manifestación.

Heridos en manifestación sangrienta del KKK e Anaheim se recuperan Siete arrestados enfrentan serios cargos de asalto con arma mortal /Jorge Luis Macias
Heridos en manifestación sangrienta del KKK e Anaheim se recuperan. Siete arrestados enfrentan serios cargos de asalto con arma mortal. /Jorge Luis Macias

De inmediato, al menos 30 personas confrontaron al grupo. A uno de ellos, que portaba un mensaje de “Gran Dragón” lo patearon.

Como respuesta, alguno miembro del KKK “picó” con la asta de una bandera confederada a un joven latino identificado por sus amigos como “Buzz Fuzz”. A 50 metros de distancia, otro latino fue picado cerca del corazón con un objeto punzocortante.

//platform.twitter.com/widgets.js

Wyatt, asimismo, desmintió versiones de opositores al grupo KKK de que los policías arribaron a la escena sangrienta, entre 10 y 15 minutos después de las 12:12 del mediodía.

“Considero que la respuesta nuestra fue adecuada”, dijo. “Absolutamente estábamos ahí para responder”.

IMG_0898

Benny Díaz, ex presidente de la Liga Latinoamericana de Ciudadanos Unidos (LULAC) expresó que “aunque la Policía se demoró en llegar, se portaron bien… solamente vean todas las fotos publicadas de las agresiones y ahí no se ve que la Policía haya estado antes para intervenir”.

Los acusados

La lista de detenidos que enfrentarían cargos criminales por asalto a mano armada y a quienes se les impuso fianza de entre $25,000y $50,000 dólares son:

  • Charles Edward Donner, de 51 años, residente de San Francisco
  • Nicole Rae Schop, de 24 años, residente de Los Ángeles, acusada de maltrato de personas mayores. Su fianza fue fijada en $50,000
  • Marquis DeShawn Turner, de 20 años de edad y residente de Anaheim, acusado de asalto con arma mortal.
  • Randy Omarcc Felder, de 25 años, residente de Lakewood es acusado de asalto a mano armada, fianza de $25.000
  • Mark Anthony Liddell, de 26 años, residente de Los Ángeles, acusado de maltrato de personas mayores y fianza de $50.000
  • Chico Harris, 19 años, un transeúnte, fue acusado de asalto a mano armada. Su fianza es de $25.000
  • Hugo Contreras, de 38 años, residente de Hawthorne, acusado de maltrato de personas mayores. Le fue impuesta una fianza de $50.000.
IMG_0853
Miembros de un grupo en contra de la manifestación del KKK en Anaheim. /Jorge Luis Macías

Judío salva la vida de un KKK

“Gracias”, fue la respuesta de William Quigg, residente de Anaheim y miembro del KKK después que Brian Levin lo apartara de la enardecida multitud que quería lincharlo literalmente, el sábado por la tarde en el Parque Pearson de Anaheim.

“¿Qué piensas de que un judío te haya salvado la vida?”, preguntó Levin, un judío que es director del Programa de Estudio del Odio y Extremismo en la Universidad Estatal de California en San Bernardino.

Sentado en la acera de la calle Cypress junto a otro “Klansmen” arrestado por la policía, Quigg respondió brevemente: “Gracias”.

Levin logró entrevistar y grabar en video al integrante del KKK, antes que fuera interrogado por la policía, tras su arresto.

“Estamos en contra de los extranjeros ilegales, que venden drogas, viven del welfare y envían su dinero a México, en lugar de invertirlo en la economía de Estados Unidos”, respondió Quigg.