Celulares defenderán a jornaleros de abusos y robo salarial (VIDEO)

Con la herramienta digital podrán registrar sus horarios de trabajo, identificar con fotos las placas y los coches de sus patrones, grabar los trabajos que realizaron y emitir alertas de robo.
Celulares defenderán a jornaleros de abusos y robo salarial (VIDEO)
Jornalero Mario Moreno junto a otros companeros, en una esquina del centro de Los Angeles, relata como ha sufrido maltrato laboral. /Aurelia Ventura

Dicen que cada jornalero se ha topado con al menos un patrón ratero. Reynaldo Rodríguez tuvo esa desagradable experiencia después de realizar un extenuante trabajo en Arizona hace cinco años.

“Eran montañas de tierra y había que emparejarlas. Allá estuve dos días y no me pagó porque él dijo que no le habían pagado. Nos dejó por un lado y nunca supimos de él”, relata Rodríguez, un poblano que desde hace 15 años se alquila como obrero y albañil en una esquina del centro de Los Ángeles.

Este inmigrante relata la anécdota frente a dos compañeros que también han sufrido maltrato laboral.

Para su suerte, una aplicación para teléfonos inteligentes que desarrolla un grupo que defienden a los jornaleros en Nueva York -y que se planea traer pronto a Los Ángeles- pretende evitar que más trabajadores de ese ramo sufran del robo de salarios y de otros abusos.

A través de esta herramienta digital, que aún no tiene nombre, ellos podrán registrar sus horarios de trabajo, identificar con fotos las placas y los coches de sus patrones, grabar los trabajos que realizaron y emitir alertas cada vez que sean víctimas de robo de sueldos.

Estos datos permitirán que sus centros y abogados peleen por lo que les deben.

jornaleros_3_4531050
Con la herramienta digital podrán registrar sus horarios de trabajo, identificar con fotos las placas y los coches de sus patrones, grabar los trabajos que realizaron y emitir alertas de robo. /Aurelia Ventura

“Crea una documentación que la pueden llevar a la corte o a otro lugar que le ayudará a recuperar ese sueldo. Confirmando ‘yo estuve aquí, esa es la persona, ese es su carro, las placas del carro’”, explicó Omar Encinas, coordinador de un centro de jornaleros en el Distrito de la Moda de Los Ángeles.

Hasta ahora, los dirigentes de estos trabajadores han tratado de prevenir estos incidentes de distintas maneras: educando a los jornaleros, tomando registro de los patrones, distribuyendo libros en los que se marcan los horarios laborales e incluso yendo a cobrarle personalmente a los morosos.

Pero la inmediatez, alcance y efectividad de la tecnología, aunado a la popularidad de los celulares en la población migrante de origen hispano, promete agigantar ese esfuerzo.

La popularidad de los celulares en la población migrante de origen hispano, podría ayudar a que los jornaleros adopten el nuevo programa. /Youtube
El programa ya ha sido puesto en marcha en Nueva York y muy pronto podrá usarse en Los Ángeles. /Youtube

Encinas celebra que incluso será posible grabar las condiciones de los sitios de trabajo.

“Es algo que pasa todos los días, todos los compas aquí han sido afectados por robo de salario, los hacen trabajar durante su comida o no les han querido pagar el tiempo extra”, comentó.

Pablo Alvarado, dirigente de la Red Nacional de Jornaleros, espera que en unas dos semanas se hagan las pruebas de la aplicación para celulares en Los Ángeles y recalcó que ésta también se diseñó para defender a limpiadoras de casas, niñeras, recamareras y todo aquel afectado por el robo de sueldo.

“La aplicación es para todos los trabajadores”, subrayó.

La popularidad de los celulares en la población migrante de origen hispano, podría ayudar a que los jornaleros adopten el nuevo programa. /Aurelia Ventura
La popularidad de los celulares en la población migrante de origen hispano, podría ayudar a que los jornaleros adopten el nuevo programa. /Aurelia Ventura

Un reporte de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) indica que la mitad de los 117,600 jornaleros de todo el país ha sufrido de robo de sueldo y al 44% se les ha negado comida y descansos.

Hay otra cifra inquietante: tres de cada diez alguna vez fue abandonado sin recibir un sueldo.

“Uno hace un trato y al último, si terminaste rápido el trabajo, te quieren pagar menos”, dijo Emilio Lucas, un jornalero de 51 años que ha recibido menos dinero del acordado por su trabajo.

A su lado está Mario Moreno, un poblano que aprendió que los patrones cumplen su palabra según el modo en que se les cobre.

“Pones la cara de enojado para que te paguen, pero algunos nos han dicho que nos van a echar a ‘La Migra’”, comentó.

Rodríguez, Lucas y Moreno confían en que la aplicación “Jornalero” los defenderá de los abusivos.

“A mí me hubiera ayudado si le hubiera tomado una foto al carro del que no me pagó”, dice Rodríguez antes de irse con alguien que lo contrató por un sueldo de $15 por hora. Al menos eso le prometió.

Video sobre el programa Jornalero ya usado en Nueva York: