Medrano, culpable de abusar de menor pero no de secuestrarla

Sin embargo, el jurado lo declara no culpable de secuestro y no alcanzó un veredicto en el cargo de violación
Medrano, culpable de abusar de menor pero no de secuestrarla
Medrano Garcia (izq.) junto a vecinos, su hija y su supuesta victima (der.) (Archivo/La Opinión)

Después de deliberar por dos días, un jurado declaró culpable de actos lascivos a Isidro Medrano García, un hombre acusado de secuestrar, violar y retener a la hija de su pareja por 10 años.

Medrano García enfrenta una sentencia de 4 años y cuatro meses tras las rejas por tres cargos de actos lascivos contra una menor, informó la Oficina del Fiscal del condado de Orange.

Sin embargo, el jurado no alcanzó una decisión unánime en cuanto a cargos de violación y abuso sexual de una menor que también pesaban en contra del inmigrante mexicano.

Además lo declararon no culpable del cargo de secuestro.

Medrano García fue detenido en mayo de 2014.

De ser encontrado culpable de los cargos, Isidro Medrano García, de 42 años, pasaría el resto de sus días en prisión. /SUMINISTRADA
De ser encontrado culpable de los cargos, Isidro Medrano García, de 42 años, pasaría el resto de sus días en prisión.

Medrano García y su víctima fingieron normalidad en medio de un cautiverio que inició cuando ella tenía 15 años y fue raptada de un parque en Santa Ana bajo los efectos de una droga, aislada de los suyos y dominada física y emocionalmente. La pareja procreó a una hija.

Según la Policía, una mujer de alrededor de 25 años, se presentó el 20 de mayo a una estación local para denunciar que su esposo, Isidro Medrano García, la había drogado y raptado cuando ella tenía 15 años y vivía con su madre en Santa Ana, que la violó en múltiples ocasiones, que la obligó a casarse con él y que tuvo una hija de ambos.

Esto se dio luego que en abril de 2014, un mes antes, la supuesta víctima encontró a su hermana en Facebook; la vio en persona y así se atrevió a hablar.

Durante el juicio de 9 días, la mujer de 26 años describió la violación y abuso que sufrió por el acusado incluso desde que éste era pareja de su made y vivían en un apartamento del condado de Orange. Ella testificó que fue engañada y drogada por el hombre cuando se la llevó de su casa de su madre, a quien también había abusada físicamente.

Medrano Garcia (izq.) junto a vecinos, su hija y su supuesta victima (der.) /ARCHIVO
Medrano Garcia (izq.) junto a vecinos, su hija y su supuesta victima (der.) (Archivo/La Opinión)

La víctima también alegó que él la amenazaba con denunciarla a las autoridades por estar indocumentada y por eso nunca lo reportó antes.

Ella dijo que los 10 años que pasó junto a García fueron una pesadilla, que él la golpeó cada vez que trató de escapar, que la amenazó con denunciarla a la Oficina de Migración y que tenía miedo de pedir ayuda a sus vecinos en Bell Gardens.

“Yo tenía 15 años, yo no podía hacer nada”, dijo la supuesta víctima en ese entonces a la Policía. “Trabajo mucho por mí y para mi hija, me compró todo lo que quise, pero yo necesito el amor de mi familia, no cosas”, expresó la mujer, quien habría vivido en Compton, Stanton y Long Beach para burlar a las autoridades, según la Policía.

Sin embargo, la defensa del mexicano, e incluso de algunos de sus vecinos en Bell Gardens, argumentaron que la joven se fue por su propia voluntad con el hombre de 42 años ya que no tenía una buena relación con su madre.

En resumen, la defensa argumentó que la mujer tuvo múltiples ocasiones para escapar, y no lo hizo, a lo largo de una década de vivir con Medrano García.

Los fiscales decían que la mujer era una cautiva mental, aunque no haya sido retenido físicamente en contra de su voluntad.