No cumplir con servicio comunitario lo tiene al borde la deportación

Muchos inmigrantes con récord criminal batallan para encontrar abogados de migración que los quieran representar
No cumplir con servicio comunitario lo tiene al borde la deportación
A Víctor Alejandro Calderón su récord criminal lo tiene al borde de la deportación pero pide una oportunidad para quedarse en el país y ayudar a sus hijos menores. (Araceli Martínez/La Opinión).

“Ahí te buscan los de ICE (Servicio de Migración y Aduanas), le dijeron a Víctor Alejandro Calderón cuando doblaba su ropa y se disponía a dejar la cárcel del condado de Los Ángeles después de dos meses de detención.

Había sido detenido en diciembre de 2014 cuando conducía su auto por no tener las calcomanías de registración vigentes. Cuando los agentes se dieron cuenta que no había cumplido con su servicio comunitario por un delito en su pasado de violencia doméstica, lo arrestaron.

Me detuvieron por dos meses, de diciembre a febrero. Pero cuando me preparaba para salir, ICE llegó y me llevaron al Centro de Detención de Adelanto. Por estar ocupado en el trabajo y la necesidad de sobrevivir no cumplí con las horas del servicio comunitario que me faltaban. Ese fue mi error”, recuerda.

Calderón estuvo bajo custodia de ICE en sus instalaciones de Adelanto hasta julio de 2015, un total de seis meses.

Me pusieron una fianza de $12,000 dólares para salir. La única opción que tuvimos fue pedirle a la empresa Nexus que me prestará para la fianza a cambio de ponerme un brazalete. Les di de abono $3,000 dólares y les pago cada mes $420 dólares. Así será hasta que se resuelva mi caso. Es como pagar una mensualidad de un carro de lujo, pero no teníamos manera de pagar la fianza a ICE, agarrar a Nexus fue la única solución”, indica. “Ese dinero bien podría usarlo para ayudar a mis hijos”, se lamenta.

A Víctor Alejandro Calderón, el ICE lo detuvo en la cárcel en Alhambra. (Araceli Martínez/La Opinión).
A Víctor Alejandro Calderón, el ICE lo detuvo en la cárcel en Alhambra. (Araceli Martínez/La Opinión).

El muchacho, quien fue traído por sus padres de Morelia, México cuando tenía 6 años, es padre de tres hijos de 14, 11 y 10 años. Trabaja como lavaplatos.

“Ahora estamos buscando a ver si le dan el asilo político”, dice su madre Patricia Suárez. “Sabemos que es difícil para los mexicanos conseguirlo, pero tenemos que ser optimistas. Yo ya cumplí con el programa de violencia doméstica y todo lo que me han pedido”, observa Calderón.

Suárez dice que después de consultar a muchos abogados en busca de alguno que quisiera ayudar a su hijo, se encontró con que ven a los inmigrantes que tienen antecedentes como ‘leprosos’.

“Como mi hijo tiene el récord de violencia doméstica nadie lo quería defender”, expresa la madre.

A veces me desespero y quisiera defenderme yo solo”, comenta el muchacho.

Victor Alejandro Calderón y su madre Patricia Juárez tienen fe en que los puedan ayudar en la Clínica Legal que habrá este sábado en Carecen. (Araceli Martínez/La Opinión).
Victor Alejandro Calderón y su madre Patricia Juárez tienen fe en que los puedan ayudar en la Clínica Legal que habrá este sábado en Carecen. (Araceli Martínez/La Opinión).

Tanto Calderón como su madre acudirán a la clínica legal contra la defensa y la deportación que realizará este sábado 5 de marzo en CARECEN, donde habrá consultas legales gratis con abogados de migración.

“Ya tenemos una abogada, pero quisiéramos una segunda opinión. Estas clínicas son muy buenas porque nos demuestran que no estamos solos”, exponen madre e hijo.

Calderón dice que se siente como atado de manos porque no sabe qué pasará con su vida.

Uno no puede hacer ningún plan ni proyecto. Ahora sí que el futuro de mis hijos está en manos de migración”, observa.

Su sueño es tener su propio negocio de diseño de camisetas.

Victor Alejandro Calderón porta una pulsera que le puso la compañía de fianzas Nexus a cambio de pagarle la fianza de 12,000 que le impuso ICE para dejarlo en libertad. Al mes le abona a Nexus, 420 dólares. (Araceli Martínez/La Opinión).
Victor Alejandro Calderón porta una pulsera que le puso la compañía de fianzas Nexus a cambio de pagarle la fianza de 12,000 que le impuso ICE para dejarlo en libertad. Al mes le abona a Nexus, 420 dólares. (Araceli Martínez/La Opinión).

CLÍNICA LEGAL

Marcela Hernández, de la Coalición de Jóvenes Inmigrantes, que llevará a cabo la Clínica Legal contra la Defensa y la Deportación este sábado en CARECEN revela que cada dos meses tendrán una.

“Es parte de una campaña para dar información que evite las deportaciones. Tendremos consultas con abogados y organizaciones legales no lucrativas para que los inmigrantes puedan pedir consejo sobre sus casos. Sabemos que una consulta con un abogado es muy cara, por eso pensamos que ofrecerlas gratis es una gran ayuda”, indica.

¿Es posible que personas con antecedentes como Calderón puedan evitar su deportación y quedarse en el país?, se le preguntó.

Hernández dijo que están luchando para que las personas que cometieron errores criminales en su pasado puedan tener una segunda oportunidad.

Consultado por La Opinión, el experto en migración Alex Gálvez dijo sobre el caso de Calderon que si bien no califica para la cancelación de la deportación por sus antecedentes, sí puede obtener el asilo político y calificar para una reforma migratoria que puede darse en los siguientes tres años.

Patricia Juárez y su hijo Víctor Alejandro Calderón dicen que es muy difícil que los abogados de migración quieran tomar casos de inmigrantes con récord criminal en su pasado. (Araceli Martínez/La Opinión).
Patricia Juárez y su hijo Víctor Alejandro Calderón dicen que es muy difícil que los abogados de migración quieran tomar casos de inmigrantes con récord criminal en su pasado. (Araceli Martínez/La Opinión).

Clínica Legal contra la Defensa y la Deportación

Habrá una presentación y consultas legales gratis con abogados de migración

Sábado 5 de marzo

9:00 a 2:00 p.m.

CARECEN

2848 W 7th street

Los Angeles, CA