Trump sería “flexible” en deportaciones, sugieren rivales

El precandidato, quien ha hecho de la inmigración un tema central de su campaña, confirmó que "a lo mejor dijo algo" sobre negociar en el tema de las deportaciones
Trump sería “flexible” en deportaciones, sugieren rivales
Los senadores Marco Rubio y Ted Cruz parecieron aliarse en el debate del jueves para atacar a Donald Trump sobre varios temas, incluyendo su "flexibilidad" en inmigración. (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)

Dos rivales republicanos de Donald Trump continúan atacándolo por “hipocresía” en el tema de inmigración, luego que el candidato cambió dos veces su posición en el mismo debate sobre el tema de trabajadores huéspedes –que él usa ampliamente en sus negocios- y al no querer revelar más detalles de una conversación confidencial con el periódico New York Times en la que habría dicho que sus planes de deportación serían “negociables”.

En el debate del jueves por la noche, los periodistas de Fox News le preguntaron a Trump sobre reportes publicados acerca de esa conversación con el periódico y cuál sería su flexibilidad en el tema de inmigración.

Trump sostuvo que no daría permiso a la publicación de una supuesta grabación de ese intercambio “porque tengo demasiado respeto” por el acuerdo que hicimos de hablar “off the record” (esto viene del mismo precandidato que ha dicho que demandará o perseguirá a medios que, según el, “digan mentiras”, una táctica usada en mucho países para limitar a la prensa).

El precandidato dejó entrever que quizá sí había discutido algo al respecto de sus planes de inmigración y deportación, pero no dijo el qué. “Siempre debe haber algo de negociación en cualquier acuerdo…a veces uno pide más y negocia hasta un punto más bajo. Quizá discutí algo así con el New York Times, pero nunca daré a conocer conversaciones off the record”.

“¿Qué tan flexible es en esto?”, le preguntó la conductora Megyn Kelly, de Fox News.

“No mucho, te daré un ejemplo: quizá el muro fronterizo será 50 pies de alto, quizá 45 o 40 pies. Puede ser uno u otro”, dijo Trump, repitiendo algo que ha dicho un par de veces en días recientes.

Pero tanto el senador Marco Rubio como el senador Ted Cruz han venido exigiendo que de a conocer la conversación y en el debate, lo fustigaron repetidas veces con eso.

“Depende de ti, Donald, no del New York Times, espetó el senador Marco Rubio. “Diles que publiquen el audio, así sabremos qué piensas realmente sobre inmigración”.

El tema de inmigración ha sido parte central a la plataforma de Trump desde el inicio de su campaña. Entre otras propuestas, plantea la deportación masiva de todos los indocumentados y sus familias, inclusive los hijos ciudadanos y la construcción de un muro fronterizo que obligaría a México a pagar, so pena de una serie de sanciones.

Entre las sanciones estaría la confiscación de todas las remesas obtenidas por “salarios ilegales” que manden los migrantes, aumentará el costo de las visas de los diplomáticos y empresarios mexicanos (o las cancelará, dice), así como aumentar todas las tarifas de entrada de México a Estados Unidos.

El magnate también eliminaría la nacionalidad a hijos de indocumentados.

Trump cambia postura sobre visas temporales de trabajo

Un tema en el que Trump parece vulnerable –y sus competidores lo están atacando por ello- es su uso de trabajadores con visas temporales en sus hoteles y negocios, mientras en su campaña mantiene que “hay que dar prioridad a los trabajadores estadounidenses” y en su sitio de internet dice que “la afluencia de trabajadores extranjeros mantiene bajos los salarios y alto el desempleo, y hace que sea difícil para los estadounidenses pobres y de clase trabajadora – incluyendo a los inmigrantes a sí mismos y sus hijos – ganar un salario de clase media”

Además, Ted Cruz lo acusó en el aire el jueves durante el debate de “contratar indocumentados”, algo que se ha reportado en más de una ocasión.

Trump dijo que todo lo que ha hecho “es legal” y que usa los programas para contratar a grupos pequeños de trabajadores temporales para su club en Palm Beach, Florida, Mar-a-Lago Club, porque los trabajadores domésticos no quieren “un trabajo temporal, por eso traemos gente de fuera, y todo se hace legalmente, queremos contratar estadounidenses, pero ellos no quieren trabajos de medio tiempo”.

La campaña de Rubio mandó el viernes un comunicado citando varios artículos de prensa en los que se reporta el uso que las empresas Trump hacen de trabajadores extranjeros.

“Nueve compañías Trump han intentado importar al menos 1,100 trabajadores temporales desde el año 2000”, dice el comunicado. “Casi todas las solicitudes fueron aprobadas”

Durante el debate, el magnate también pareció cambiar su postura respecto a las visas temporales para trabajadores altamente especializados (H1-B), que rechaza en su plataforma escrita y ha rechazado en el pasado.

“Estoy cambiando porque necesitamos personas altamente especializadas en este país y si no tenemos, debemos traerlos. Pero lo necesitamos en el Valle del Silicio, uno de los problemas que tenemos es que van a las mejores universidades y luego cuando se gradúan los sacamos de aquí. Pero quieren quedarse en este país y aquí necesitamos ese conocimiento”, dijo.

Al salir del debate, Trump dijo que no se refería a visas H1-B, porque no son “temporales ni de alta especialización” (pero sí lo son) y que se refería a otras visas.

“Sigo totalmente comprometido a eliminar el desenfrenado y generalizado abuso de las visas H-1B y poner fin a las prácticas escandalosas como las que se produjeron en Disney de Florida, donde los trabajadores estadounidenses se vieron obligados a entrenar a sus sustitutos extranjeros. Voy a terminar para siempre el uso de la H-1B como un programa de mano de obra barata, e instituir un requisito absoluto de contratar a trabajadores estadounidenses. Sin excepciones.”, dijo al salir del debate.

“Esta noche @realDonaldTrump finalmente tomó una posición real. Pero tan pronto como el debate terminó, sus asesores le hicieron cambiar su postura”, dijo Rubio en un tweet.