Trabajadores de limpieza de los cines no ganan ni el salario mínimo

Estiman que el 90% son indocumentados y tienen mucho miedo a hablar y denunciar los abusos que sufren por miedo a perder el trabajo
Trabajadores de limpieza de los cines no ganan ni el salario mínimo
La defensora e investigadora de abusos contra conserjes, Marlene Herrera dice que la mayor parte de estos trabajadores son abusados pero tienen mucho miedo a denunciar por no perder su empleo. (Araceli Martínez/La Opinión).

María Teresa Álvarez y su compañero Oscar Octavio Félix no ganaban ni el salario mínimo en la limpieza de cines de las pudientes ciudades de Santa Mónica y Marina del Rey.

“Empezamos con un salario de 600 dólares a la semana y luego nos bajaron a 475 dólares”, dice Álvarez.

“Trabajamos ocho horas de lunes a jueves pero viernes a domingo eran 10 horas o más. No nos pagaban horas extras, no teníamos descansos, ni ningún beneficio”, señala Álvarez.

Las pobres condiciones laborales en las que trabajó esta pareja de inmigrantes guatemaltecos no es exclusiva de ellos.

Es una historia en un millón”, dice Marlene Herrera, investigadora de la organización no lucrativa Maintenance Cooperation Trust Fund (MCTF) que investiga y defiende a los trabajadores de la limpieza de prácticas injustas e ilegales.

Desde su creación en 1999, el MCTF ha asistido en la recolección de más de 25 millones de dólares en salario no pagados a más de 5,000 conserjes.

Durante tres años, esta pareja de inmigrantes guatemaltecos trabajó en la limpieza de cines sin siquiera recibir el salario mínimo. (Araceli Martínez/La Opinión).
Durante tres años, esta pareja de inmigrantes guatemaltecos trabajó en la limpieza de cines sin tan siquiera recibir el salario mínimo. (Araceli Martínez/La Opinión).

El problema, explica Herrera, es que el patrón de estos trabajadores no son los cines sino subcontratistas que a su vez son empleados por un contratista mayoritario.

“El resultado son muchos abusos en contra de ellos, en su mayoría inmigrantes latinos sin papeles, que tiene mucho miedo de hablar y perder su empleo”, observa Herrera.

Subraya que en muchos casos no les pagan el salario mínimo, tiempo extra y no les proven descansos.

Ni pensar que les den un seguro médico. Tampoco cuenta con un sindicato. Están totalmente desprotegidos. Hay ocasiones cuando trabajan en pareja que los subcontratistas sólo le pagan a uno de ello”, agrega.

En el caso de Álvarez y Félix debieron haber ganado al menos $9  por hora, el salario mínimo de Los Ángeles vigente hasta 2015.

Después de trabajar por tres años, Félix se lastimó las rodillas y cuando le llevó la carta del médico al subcontratista que indicaba que ya no podía andar tantas horas de pie, fue despedido.

“A mi me empezaron a doler mucho las rodillas. Pero al subcontratista no le gustó, y me corrió”, dice Félix.

Álvarez cuenta que a ella el patrón la despidió cuando se dio cuenta que su compañero había solicitado la compensación al trabajador (workers compensation).

Ambos fueron echados en abril de 2015.

En California se realiza un estudio sobre el abuso a las conserjes que sirva de guía para establecer leyes de protección. /Getty
En California se realiza un estudio sobre el abuso a las conserjes que sirva de guía para establecer leyes de protección. /Getty

Rafael Ventura, investigador senior de MCTF dice que suele pasar que cuando un trabajador de la limpieza se lastima, en algunos casos, los subcontratistas los empiezan a presionar para que se vayan y no tener que despedirlos.

“Fue una época muy dura trabajar en la limpieza de los cines. !Si supieran en Guatemala cuánto nos cuesta ganar el dinero acá! Comenzaban los fines de semana a mediodía y terminaban hasta las 11 de la noche o más tarde. Limpiaba 11 salas pero también los baños, cocina, el lobby y la barra”, indica.

Buscan recuperar salarios

La investigadora de quejas Herrera dice que interpusieron un reclamo contra el subcontratista a la Comisión Laboral en Los Ángeles en busca de recuperar los salarios no pagados y el pago de horas extras y descansos.

Indica que reclaman un adeudo de salarios por 58,000 para Félix y de 65,000 dólares para Álvarez.

“Todo está en manos de la Comisión Laboral de Los Ángeles. No sabemos cuándo se vaya a resolver”, expone.

Ventura añade que es un gran problema que los cines no se hagan responsables ni se aseguren que sus contratistas y subcontratistas cumplan con ofrecer a los trabajadores de limpieza de sus negocios, los salarios y beneficios de ley.

Pero esto va a cambiar con la entrada en vigor en enero pasado, de la ley SB588 del senador Kevin de León que permitirá también demandar a los cines por las violaciones laborales cometidas por sus contratistas y subcontratistas”, precisa.

Hasta el momento no hay estudios o reportes que hayan investigado las condiciones laborales ni el abuso que viven los trabajadores de las salas de cine. No se sabe a ciencia cierta cuántos son.

En agosto de 2014, se publicó un reporte del Centro Laboral de UCLA que arrojó que a la semana, les roban a los trabajadores de bajos ingresos, entre ellos los conserjes, 26.2 millones de dólares en Los Ángeles.

Los demandantes no consideraron prudentes revelar el nombre del subcontratista demandado porque recién se interpuso el reclamo.

La Opinión intentó obtener una respuesta de la Asociación Nacional de Propietarios de Cines (NATO) sobre los abusos cometidos contra los trabajadores de la limpieza por parte de sus contratistas, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.