Partidarios de Clinton y Sanders en duelo por el voto latino en próximas primarias

Ambos lados se mantienen atrincherados en su defensa de quién es el mejor candidato para los votantes latinos
Partidarios de Clinton y Sanders en duelo por el voto latino en próximas primarias
Se busca recordar que Estados Unidos tiene una fuerte historia de inmigrantes
Foto: Archivo / EFE

WASHINGTON.- Los partidarios de Hillary Clinton y Bernie Sanders, aspirantes a la nominación presidencial demócrata, afilaron este martes sus ataques en la conquista del voto hispano, con la mira puesta en las primarias de Florida e Illinois de la próxima semana.

En las primarias de hoy en Michigan y Mississippi el voto hispano es poco y, de todas formas, las encuestas perfilan como ganadores a Clinton y, del lado republicano, al magnate empresarial, Donald Trump.

Pero en Florida e Illinois, el voto hispano representa el 18,1% y el 10,5% del electorado, respectivamente, según el Centro de Investigación Pew.

En entrevista exclusiva con este diario, Sanders defendió su récord con los latinos y criticó la “distorsión” y “manipulación” que la campaña de Clinton ha hecho sobre sus votos en el Senado.

Se prevé que tanto Clinton como Sanders aborden más a fondo los temas que preocupan a los hispanos durante el debate de mañana en el colegio universitario de Miami-Dade, en Miami (Florida), auspiciado por Univision y The Washington Post.

Mientras, ambas campañas convocaron conferencias telefónicas con periodistas para defender el “récord latino” de sus candidatos, como parte de un esfuerzo por captar el apoyo de los votantes hispanos la próxima semana.

La controvertida reforma migratoria de 2007

El legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, de nueva cuenta arremetió contra Sanders por el voto en contra que éste formuló sobre una controvertida reforma migratoria en 2007, y a favor de una enmienda en 2006 que protegía a los militantes del grupo “Minutemen”, que entonces pretendía ayudar en las tareas de vigilancia fronteriza.

En ambos casos, ninguna de las medidas se convirtió en ley.

“La pregunta que se tienen que hacer los hispanos en Florida y en todo el país es: ¿Dónde estaba el senador Sanders cuando lo necesitamos? ¿Dónde estaba antes de lanzarse a la presidencia?”, dijo Gutiérrez, contestando con más retórica: “el senador Sanders jugaba en el equipo equivocado”.

¿Quién es más “auténtico”?

Del lado de Sanders, el legislador demócrata por Arizona, Raúl Grijalva, destacó que el asunto de la “autenticidad” de los candidatos “está resonando muy fuerte en la comunidad latina”, en particular el mensaje de Sanders sobre ampliar las oportunidades, un “Sueño Americano sin muros”, la creación de empleos, la reforma del sistema de justicia criminal,  y un aumento del salario mínimo, entre otros temas.

Grijalva criticó la “distorsión” del récord de Sanders que han hecho partidarios de Clinton, y la acusación velada de que éste ha votado con los republicanos.

“Si vamos a tener una discusión de los temas, que sea con base a los hechos, sobre el récord (de cada candidato) y las proyecciones para el futuro”, urgió Grijalva, miembro del “Caucus Progresista” de la Cámara de Representantes.

Por su parte, la exasambleísta de Nevada, Lucy Flores, se sumó a las declaraciones de representantes de la campaña de Sanders, Arturo Carmona y Jeff Weaver, en presentar al senador de Vermont como una persona “auténtica” que entiende los problemas que aquejan a la clase trabajadora.

Las llamadas telefónicas de ambas campañas, sin embargo, no ofrecieron novedades sino cruentos ataques contra el bando opuesto, y tampoco pusieron sobre el tapete la crisis de Puerto Rico, un asunto importante para los votantes boricuas.

Tanto Sanders como Clinton apoyan que el Congreso ayude a resolver la crisis de la deuda pública en la isla.

En Florida viven aproximadamente un millón de puertorriqueños y su voto será decisivo en las primarias del próximo 15 de marzo.