Reclutaban sicarios con empresa de seguridad privada en Jalisco

El Cártel Jalisco Nueva Generación ofrecía trabajos como escoltas; hay 13 detenidos
Reclutaban sicarios con empresa de seguridad privada en Jalisco
Luego de reclutarlos los capacitaban para la ventas de drogas
Foto: Archivo

Jalisco

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) creó una empresa de seguridad privada en los municipios de Tlaquepaque y Puerto Vallarta para reclutar a ciudadanos y capacitarlos en la venta de droga y uso de armas de fuego, informó Eduardo Almaguer Ramírez, Fiscal General del Estado.

En conferencia de prensa, Almaguer Ramírez detalló que la empresa se creó hace aproximadamente un mes en Jalisco bajo el nombre “SEGMEX”, que ofrecía trabajo como escolta o agente de seguridad privada con un sueldo semanal de 3 mil pesos, tarifa que aumentaba para los expolicías.

Integrantes del CJNG, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, eran los encargados de repartir en las calles de Tlaquepaque y Puerto Vallarta los volantes en los que se anunciaba la oferta de trabajo. Una vez que la persona era reclutada, la trasladaban a un predio del estado para capacitarla en el manejo de armas de fuego durante diez días.

Derivado de dos operativos realizados el pasado fin de semana en los municipios de Lagos de Moreno y San Juan de Los Lagos, la Fiscalía del Estado detuvo a 13 personas vinculadas con estos hechos, quienes están a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Los detenidos fueron identificados como Johana Mary Hernández, ciudadana americana que vivía en Puerto Vallarta y era encargada del reclutamiento, Rafael Gómez Vázquez, Héctor Lorenzo Domínguez Pérez y Lorenzo Antonio Gaytán de la Cruz.

Además de Orlando Nuñez Peña, José Alfredo Gómez Molina, Christian Alonso Hernández Amaral, Juan Miguel Robles Robles, Leonardo Jesús Domínguez; Yessica Guadalupe Rivera y Maura Joana Moreno Dávalos, quienes trabajaban bajo las órdenes de un hombre apodado “El Sapo”, relacionado con el ataque a militares el 13 de mayo de 2014, en el municipio de Guachinango, que dejó cuatro elementos muertos.

La Fiscalía también dio cuenta del rescate de una persona que estaba privada de su libertad y por quien el grupo criminal exigía un pago de un millón de pesos