Súper papá salva a su hijo de un bate volador que iba directo a la cara del pequeño

Las miradas de terror de los numerosos espectadores sentados alrededor de los protagonistas daban una idea de la gravedad de la situación

Un pequeño niño de ocho años, distraído con un teléfono celular, estaba en el punto de mira de la fuerza devastadora de un bate volador que se dirigía directamente a su cara.

Pero cuando el contacto parecía inminente, surgió el brazo heroico de su papá.

Fue una fracción de segundo, lo justo para que Shaun Cunningham fuera capaz de desviar el bate descontrolado del jugador de los Piratas de Pittsburgh Danny Ortiz y así salvar a su hijo Landon, quien estaba cumpliendo 9 años y asistía a su primer partido de béisbol.

La secuencia fue capturada por el fotógrafo Christopher Horner, del diarioTribune Review, y en cuestión de horas se convirtió en un fenómeno viral de internet.

Sólo estaba protegiendo a mi hijo“, le dijo el padre a Tribune Review.

“No hubo mucho tiempo para pensar. Sólo reaccioné”.

El hecho ocurrió el pasado fin de semana durante un partido de pretemporada del béisbol de las Grandes Ligas entre los Piratas y los Bravos de Atlanta, equipo del que Landon es aficionado, disputado en Lake Buena Vista, en Florida.

Fue tal la reacción que causó la historia del “superpapá”, que la familia Cunningham apareció en populares programas de alcance nacional de dos de las principales cadenas de televisión de Estados Unidos, Good Morning America de ABC y The Today Show de NBC.

En esta última, Landon reconoció que su primera experiencia en un partido fue extraordinaria, aunque quiso aclarar que no estaba jugando con el teléfono.

“Tomé una foto de uno de los jugadores de béisbol y se la estaba enviando a mi mamá”, aseguró.