Top 10 de los mejores futbolistas salvadoreños

Dos puñados de jugadores se han ganado con su paso exitoso por 'La selecta', un lugar de honor entre los más grandes
Top 10 de los mejores futbolistas salvadoreños
Foto: Getty Images

La selección nacional de El Salvador se ha visto golpeada por acumular fracasos año tras año, pero en la historia del fútbol salvadoreño ha habido hombres que le han regalado momentos de mucho orgullo a un pueblo apasionado por el deporte más popular del mundo y que lo ha hecho soñar.

Esta es nuestra lista de los 10 más grandes:

10. Rodolfo Zelaya

Rodolfo Zelaya.

“Fito” bien podría ubicarse “top 5” de este conteo, pero sus antecedentes con el escándalo de amaños le han restado méritos a su talento. Zelaya puede considerarse uno de los mejores jugadores jóvenes de La Selecta. Antes de recibir una sanción de un año por tema de arreglo de partidos, en el que no se comprobó que hubiera recibido dinero, el delantero fue el segundo jugador con más goles en la Copa Oro del 2011, junto con Aldo de Nigris de México. Zelaya se ha consagrado como figura del Alianza tras un corto paso por el futbol ruso.

9. Ronald Cerritos

Ronald Cerritos

Se convirtió en uno de los delanteros más reconocidos del país centroamericano desde su debut en 1993 con el ADET (Asociación Deportiva El Tránsito), equipo en el que militó hasta 1997 cuando fue contratado por el entonces San José Clash, de la MLS, ahora Earthquakes. Cerritos vistió 70 veces la camiseta de El Salvador y es uno de los primeros jugadores que emigraron a la liga de Estados Unidos. En 2011 fue inducido al Salón de la Fama de los Earthquakes de San José, equipo con el que jugó en dos etapas y del que es el máximo asistente, con 47.

8. José Francisco Jovel

“Paco” fue de la generación que le dio la última alegría mundialista a la afición salvadoreña, pues fue clave en clasificación al Mundial de España ’82. Al virtuoso defensor se le llegó a comparar con el legendario jugador alemán Franz Beckenbauer. La mayor parte de su carrera la pasó con Luis Ángel Firpo, de Usulután, de donde es originario, aunque también jugó unos años con el Águila. Jovel es recordado y admirado como uno de los mejores zagueros de su época.

7. Mauricio Alonso Rodríguez

“Pipo” Rodríguez fue figura clave para la selección de El Salvador que se clasificó para los Juegos Olímpicos de 1968 y para la Copa del Mundo de México ’70. El centrocampista, que pasó sus mejores años jugando para la UES, anotó ante Honduras el gol, en tiempo extra, que le permitió a La Selecta seguir avanzado en la clasificación. “Pipo” fue, ya como entrenador, el hombre que llevó a El Salvador al Mundial del ’82.

6. Raúl Díaz Arce

Raúl Diaz Arce

Con 39 goles, el “Toto” es el hombre que más goles ha anotado vestido de azul y blanco. Su buena puntería lo llevó a ser fichado por el DC United, equipo con el que jugó dos temporadas, 1996 y 1997, años en los que se proclamaron campeones de la MLS. Díaz Arce anotó 23 goles en su primera temporada en el fútbol de Estados Unidos, cifra que aún es la quinta mejor de la liga. El salvadoreño fue el primer jugador de la MLS en anotar un “hat trick” en un juego de postemporada.

5. Norberto Huezo

“El Pajarito”, un volante creativo, fue parte de la última selección salvadoreña que asistió a un Mundial,  España ’82, y fue precisamente Huezo quien anotó el gol contra Haití en 1981 para superar la hexagonal final y clasificarse a la Copa del Mundo. “El Pajarito” ganó dos títulos de la liga salvadoreña y uno con el Herediano de Costa Rica. Huezo jugó en los equipos españoles Palencia y Cartagena FC  y además tuvo corto paso por el Monterrrey mexicano.

4. Jaime Rodríguez

“La Chelona” Rodríguez fue uno de los jugadores que más trayectoria hizo a nivel internacional en la década de los 80’s y 90’s. El elegante defensor, que participó en el Mundial de 1982,  jugó dos temporadas con el León mexicano (1982-1984) y cuatro con el Atlas de Guadalajara (1986-1990), escuadra con la que anotó 10 goles. “La Chelona” también jugó dos años en Alemania con el Bayer Uerdinger. El ahora directivo, ganó la Copa de Campeones de Concacaf con el FAS en 1979 y en 1986 fue nombrado entre los 25 mejores jugadores de América Latina.

3. Juan Francisco Barraza

Apodado “El Catedrático de la Zurda” por su habilidad con esa pierna, se convirtió en una leyenda del CD Águila de San Miguel en la década de los 60’s, equipo con el que ganó cinco campeonatos salvadoreños y años más tarde dos como entrenador. Su trayectoria con el equipo aguilucho le valió el homenaje de que en 1982 el estadio de la ciudad llevara su nombre. Barraza también ganó, como jugador, dos títulos con el Dragón y se colgó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1954.

2. Mauricio Cienfuegos

Mauricio Cienfuegoos

Es sin duda el segundo jugador más importante y más popular del fútbol salvadoreño, a pesar de no haber disputado una Copa del Mundo. El volante, que ganó tres títulos del fútbol local, se convirtió en el mejor jugador salvadoreño de los últimos tiempos. Cienfuegos vio coronar su carrera deportiva en LA Galaxy, donde jugó siete campañas (1996-2003), convirtiéndose en uno de los jugadores históricos más importantes del club. Con los galácticos, Cienfuegos conquistó  una Concachampions, una Copa MLS, dos veces el Supporters’ Shield, jugó siete Juegos de Estrellas de la MLS y fue nombrado tres veces en el Once Ideal de la liga.

1. Jorge González

“El Mágico” González es el mejor futbolista de la historia del fútbol salvadoreño. Su apodo lo adquirió precisamente por la magia con la que conducía el balón, por las jugadas de fantasía que creaba y por sus espectaculares goles. Con la selección disputó 62 partidos oficiales, anotó 21 goles y participó en el Mundial de España en 1982. Tras esa Copa del Mundo fue fichado por el Cádiz, entonces en la primera división española  y del cual es el segundo mejor anotador del club, con 73 goles. La indisciplina de González fuera de la cancha le impidió que su carrera trascendiera aún más, ya que clubes como Barcelona, Fiorentina y PSG se interesaron en él. El 12 de noviembre de 2013 fue inducido al Salón de la Fama del Fútbol en Pachuca, México. A pesar de todo, “El Mágico” es el gran ídolo del Cádiz y una leyenda para El Salvador.