Latinas arquitectas del futuro

En su 25 conferencia anual, HOPE reunió a decenas de políticas, empresarias y mujeres de la comunidad

El viernes pasado, decenas de latinas profesionales, estudiantes y miembros de la comunidad se dieron cita en el hotel Millennium Biltmore de Los Ángeles, para participar en la 25 conferencia Latina History Day.

Bajo el lema “Arquitectas del futuro”, el evento anual organizado por Hispanas Organizadas para Igualdad Política (HOPE), contó con la presencia de políticas, artistas y activistas, quienes durante todo el día participaron en talleres informativos y exhibiciones, y compartieron un almuerzo escuchando a destacadas oradoras.

Este año, el evento tuvo como oradoras a Virginia Espino, productora del documental “No más bebés”, que relata la historia de las esterilizaciones hechas a las inmigrantes, entre 1960 y 1970; Kamala López, directora de “Equal means Equal”, un documental sobre la desigualdad de oportunidades basada en género, y Elizabeth Vazquez, Presidente y CEO de la organización WEConnect International, que empodera a las mujeres empresarias a triunfar en el mercado global.

“Las oradoras del evento nos recuerdan los desafíos que enfrentamos las mujeres para obtener igualdad de derechos”, indicó Helen Torres, Directora ejecutiva y CEO de HOPE. “Conocer la historia nos da el poder para poder cambiar”.

Temas para considerar

Torres destacó la importancia de los talleres que se ofrecieron durante la conferencia, y que abarcaron temas de salud, financieros y sobre el poder de voto.

Ana Arias, Gerente de Adquisición de talento, para Coca Cola, quien concurrió por primera vez a la conferencia, dijo que los talleres habían sido “realmente inspiradores”.

“Estuve en el taller de cómo capitalizar nuestro potencial y escuché historias realmente motivadoras de mujeres que lograron avanzar en sus carreras y promoverse a sí mismas”, señaló.

“Cada vez que vengo a la conferencia, encuentro más participantes”, comentó la Supervisora Hilda Solis. “Es importante que nos organicemos y compartamos la esperanza”, agregó. La supervisora mencionó un comentario que, por ser mujer, le habían hecho años atrás con respecto a su carrera.

“Me dijeron que ni lo intentara, que yo sólo podía aspirar a ser secretaria. Lo que yo les respondo a quienes no confiaron en mí es que sí, que si lo intento, puedo aspirar a ser Secretaria… de Estado”, comentó riendo.

Otro de los temas que se tocó en los paneles de la mañana fue el del tráfico de personas.

“Veinte años atrás, nadie quería mencionar el problema, no era un ‘tema sexy’”, indicó la Congresista Loretta Sánchez, quien por años ha hecho campañas para combatirlo. “El tema del tráfico y esclavitud de personas es muy relevante en la comunidad latina. Existe a lo largo de la frontera, con personas que no tienen papeles, y no sólo a nivel de esclavitud sexual, sino también laboral”, indicó Sánchez, refiriéndose a empleadores que les quitan los documentos a los trabajadores, les roban el salario o se aprovechan de su condición migratoria.

La Concejal Nury Martínez también participó en el panel de tráfico humano.

“Los temas que se trataron en la conferencia, son temas que deben ser discutidos en la comunidad latina”, señaló Martínez. “Las mujeres siempre están en el primer puesto, luchando por la justicia, y por eso es importante tratar el tema del tráfico humano que afecta a miles de niños”.

Martínez también destacó que las nuevas generaciones de latinas, hoy, tienen modelos a seguir. “Es bueno que las jóvenes puedan verse en otras mujeres, que puedan apoyarlas y mostrarles el camino”.

Un modelo a seguir

Durante la conferencia, la congresista Loretta Sánchez compartió con La Opinión la historia de sus comienzos en la política y la importancia de que haya latinas mentoras y modelos a seguir.

“Yo empecé por accidente”, confesó. “Un día me enojé con un congresista, y cuando llegué a mi casa le dije a mi familia, ‘Voy a postularme para el Congreso’”, recordó.

A pesar de que nadie en su familia tenía experiencia política, y lejos de asombrarse o desalentarla, su madre apoyó su decisión.
“Lo hicimos a nuestra manera… y ganamos”, contó Sánchez. Años después, su hermana Linda también ingresó en la política. “Pero esta vez ya conocíamos y teníamos más experiencia”.

La historia de la congresista, candidata a senadora en las elecciones de este año, ilustra la importancia de que las nuevas generaciones de latinas tengan mentoras y modelos a seguir.

“Cuando yo comencé, no existían tantas mujeres en puestos políticos y de decisión, pero yo tuve a un verdadero modelo a seguir en mi madre”, reconoció Sánchez.

Con siete hijos, la madre de la congresista trabajó por años ayudando con la educación de los niños migrantes que laboraban en el campo. Sánchez contó que después de los 40 años, su madre decidió volver a la escuela y convertirse en maestra. “Algo poco común en ese entonces”, comentó.

“Mi mamá fue la única madre en la historia que en sólo una generación mandó a dos hijas al Congreso”, señaló con orgullo. “Cuando me preguntan por qué me estoy postulando para el senado, yo les recuerdo el camino que le vamos a ampliar a miles de jóvenes latinas que sueñan con lograrlo”, concluyó.