Trump se reinventa como un “unificador”, pero la violencia en sus actos polariza más la contienda

El precandidato no condena la violencia ni promete “bajar la temperatura”
Trump se reinventa como un “unificador”, pero la violencia en sus actos polariza más la contienda
Foto: Scott Olson / Getty

La cancelación de un acto en Chicago (Illinois) el viernes pasado, tras enfrentamientos entre partidarios y opositores de Trump, es la culminación de incidentes desde comienzos de febrero, en los que éste ha alentado a sus simpatizantes a agredir a quienes intenten interrumpir sus eventos.

Multitud de universitarios, activistas y líderes comunitarios de origen étnico diverso se manifiestaron a las afueras del UIC Pavilion de la Universidad de Illinois en Chicago para protestar contra el precandidato republicano Donald Trump antes de un mitin de su campaña en ese auditorio, que después fue cancelado. Fotos: La Raza
Multitud de universitarios, activistas y líderes comunitarios de origen étnico diverso se manifiestaron a las afueras del UIC Pavilion de la Universidad de Illinois en Chicago para protestar contra el precandidato republicano Donald Trump antes de un mitin de su campaña en ese auditorio, que después fue cancelado. Fotos: La Raza

¿Por qué cobra fuerza la “anti-política” de Trump?

Arropados en la Primera Enmienda que garantiza la libertad de expresión, grupos de ultraderecha y votantes blancos conservadores, que se resisten a los cambios en EEUU, encuentran eco de sus presuntos agravios en la retórica de Trump, atizando una polarización jamás vista desde la turbulencia política de 1968 con la candidatura del segregacionista George Wallace.

Lee también: Jorge Ramos: Si gana Trump, corre peligro la libertad de prensa

El fenómeno de intolerancia ha penetrado en la corriente de la política nacional y, según dijo al diario “The New York Times”,  William Frey, demógrafo de la conservadora Institución Brookings, no sorprende que el mayor apoyo a Trump de entre los 23 estados que ya han tenido primarias, proviene de lugares en toda la geografía de EEUU donde la identidad blanca se mezcla con la frustración por la ansiedad económica.

“Es una población no urbana, de extracción obrera y, ahora aparentemente, bastante enojada. No son personas con mucha movilidad, las cosas han ido cambiando y dejándolos atrás, pero viven en áreas que se sienten estancadas de muchas maneras”, explicó Frey.

¿Agredidos o agresores?

Desde que lanzó su candidatura en junio de 2015, el “trumpismo” ha dado voz a xenófobos que, como él, creen que la “grandeza” de EEUU se ha ido al traste por culpa de los inmigrantes y las minorías, y que ya basta de “corrección política”.

Entre el 1 de febrero y la semana pasada, Trump ha realizado al menos ocho actos en Iowa, Nevada, Oklahoma, Virginia, Wisconsin, Carolina del Norte, y Missouri, en los que ha azuzado a sus seguidores a agredir y expulsar a manifestantes.

Lee también: Hillary Clinton revela que dialoga con líderes del mundo para frenar a Donald Trump

En algunos, Trump ha expresado añoranza por “los viejos tiempos” en los que manifestantes saldrían agredidos y “en camilla”, y ha prometido pagar los gastos legales de seguidores implicados en enfrentamientos.

Horas antes de cancelar el evento en Chicago, Trump dijo en St. Louis (Missouri) que EEUU tiene que “endurecerse” contra quienes “están arruinando el país”, y ordenó la expulsión de dos manifestantes.

“Soy solo un mensajero”

En diversos programas dominicales de la televisión, Trump se lavó las manos achacando la violencia al descontento popular por el rumbo de EEUU, y responsabilizó del caos a presuntos agitadores y partidarios del senador Bernie Sanders.

//platform.twitter.com/widgets.js

De cara a las primarias en cinco estados mañana martes, Trump tampoco da señales de que bajará la temperatura en sus mítines.

En el programa de “Meet the Press” de NBC, Trump insistió en que los votantes están “hartos”  de políticos incompetentes, la falta de aumentos salariales, acuerdos comerciales que perjudican a los trabajadores, y la inmigración ilegal.

Lee también: Sanders responde a Donald Trump: “es un mentiroso patológico”

“La gente está enojada por todo esto, no por algo que yo esté diciendo. Soy solo un mensajero”, afirmó Trump, mensaje que reiteró en una programa de CNN.

Condena de sus rivales

En actos electorales y foros televisivos, la mayoría de sus rivales han condenado los actos de violencia y piden que Trump asuma su parte de responsabilidad.  Los demócratas Hillary Clinton y Sanders aprovecharon un foro de CNN anoche en Ohio para reiterar su condena de la conducta de Trump.

//platform.twitter.com/widgets.js

“Si juegas con cerillos, puedes empezar un incendio que no puedes controlar. Eso no es liderazgo, eso es un incendio político deliberado”, advirtió Clinton también durante un acto en Cleveland (Ohio).

//platform.twitter.com/widgets.js

En entrevistas con CNN y ABC, Sanders acusó el domingo a Trump de “mentiroso” al rechazar que su campaña esté implicada en los altercados, y lo instó a que baje el tono de su retórica.

//platform.twitter.com/widgets.js

También en CNN, el senador republicano por Florida, Marco Rubio, acusó a Trump de convertir la contienda “en un circo” y advirtió de que la violencia podría dejar muertos, porque “hay gente desequilibrada… y no se sabe lo que puedan hacer”.

Lee también: Lo que dice Donald Trump de la violencia en su campaña en EEUU

“No se trata de corrección política, se trata de reglas de civismo”, afirmó Rubio, quien dijo después a la cadena ABC que cada vez es más difícil cumplir la promesa de apoyar a Trump si logra la  nominación.

También el senador republicano por Texas, Ted Cruz, ha dicho que “cualquier candidato es responsable de la cultura de la campaña” y que sería un “desastre” si Trump gana las primarias.

//platform.twitter.com/widgets.js

El gobernador republicano de Ohio, John Kasich, acusó a Trump de crear un “ambiente tóxico” pero, al igual que otros precandidatos de su partido, tardó en condenar estos actos de acoso.

//platform.twitter.com/widgets.js

El desafío de Trump

El caos en la contienda tiene nerviosos a líderes del Partido Republicano, que no han podido frenar el avance de Trump en las encuestas y en la suma de delegados, mientras éste  se perfila como el ganador en las primarias de mañana en Florida e Illinois, dos de los cinco estados en disputa.

//platform.twitter.com/widgets.js

La mayoría de los observadores considera extraordinario que no  haya habido actos de violencia mucho antes, tomando en cuenta la retórica de Trump contra los inmigrantes, las mujeres, los musulmanes y los activistas del movimiento afroamericano “Black Lives Matter”.

Si la polarización en EEUU se debe al descontento popular con el gobierno, como argumenta Trump, su desafío en adelante será bajar el tono de su retórica y promover la reconciliación nacional, según los analistas.