Cárcel para el hacker que reveló fotos íntimas de las famosas

Ya hay acuerdo entre la acusación y Ryan Collins, el pirata informático que se coló en los teléfonos de actrices como Jennifer Lawrence y Kate Upton
Cárcel para el hacker que reveló fotos íntimas de las famosas
El material se volvió viral en pocas horas.
Foto: Mark Sagliocco / Getty Images

Ryan Collins, ciudadano estadounidense de 36 años originario de Lancaster (Pensilvania), ha sido oficialmente acusado este martes como responsable del ·Celebgate”, o hackeo masivo de las cuentas de correo electrónico y iCloud de más de una docena de celebridades, incluyendo la actriz Jennifer Lawrence y la modelo Kate Upton. 

Ahora Collins se enfrenta a cinco años de cárcel por acceso sin autorización a ordenadores protegidos con el objetivo obtener fotografías y material íntimo.

Sin embargo, se espera que Collins no cumpla más de 18 meses de cárcel por recomendación de la fiscalía tras declararse culpable de los cargos.

Según los documentos obtenidos por el portal TMZ, Collins consiguió hackear las cuentas de correo electrónico y de iCloud de más de 100 personas -de las cuales 18 eran personajes públicos- entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014.

“Después de acceder ilegalmente a detalles íntimos de las víctimas, el señor Collins violó su privacidad y dejó a muchos de ellos con secuelas como estrés, vergüenza y sentimientos de inseguridad“, declaró en un comunicado el agente David Bowdich, de la oficina del FBI de Los Ángeles.

Jennifer Lawrence

Después de que el material obtenido por Collins fuese difundido en internet, Jennifer Lawrence -a quien le robaron de su iCloud fotografías desnuda que acabaron en portales como 4Chan- definió lo sucedió como un “crimen sexual”.

“Esto no es un escándalo. Es un crimen sexual. Es una violación. Es asqueroso. Solo porque sea una figura pública, porque sea actriz, no quiere decir que vaya buscando esto. No es parte de la profesión. Es mi cuerpo y debe de ser mi elección. Hay que cambiar las leyes, tenemos que cambiar. Por eso esas páginas web [que difundieron las fotos] también tienen que ser responsables [de lo sucedido]”, afirmaba la actriz en una entrevista a Vanity Fair.