Una gatita que cambió la vida de una niña con autismo

Una muestra más de que los animales pueden tener un papel terapéutico en la vida de los humanos

Iris Grace, una niña británica de seis años diagnosticada con autismo, pasó gran parte de su infancia aislada en su propio mundo, casi sin comunicación alguna.

Tras recomendaciones en las redes sociales, su madre Arabella Carter-Johnson decidió adquirir una gata para integrarla a la vida de su hija. La gata Thula no sólo transformó la vida de Iris Grace sino de la de toda su familia.

Carter-Johnson habló con la BBC sobre la experiencia y sobre su libro dedicado a ese tema, “Iris Grace”.

Las imágenes de video casero son cortesía de Arabella Carter-Johnson.