Harán visitas no anunciadas a centros de detención para vigilar su funcionamiento

La Oficina del Inspector General (OIG), una agencia hermana, pero separada de ICE y CBP, se presentará en estos centros y publicará los resultados de estas visitas. Grupos elogian pero añaden que no es suficiente alegando que estos son dos de las agencias "menos transparentes" del gobiernio estadounidense
Harán visitas no anunciadas a centros de detención para vigilar su funcionamiento
El Inspector General de Seguridad Nacional anunció visitas no anunciadas a los centros de detención de inmigrantes en todo el país y publicar los resultados.

A raíz de la presión ejercida por grupos de derechos humanos y por quejas recibidas del público, la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional ha comenzado visitas no anunciadas a centros de detención de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), donde están detenidos miles de inmigrantes, incluyendo aquellos donde están recluidos familias y menores de edad.

Por medio de un comunicado, se anunció que este martes 15 de marzo comenzó un programa “contínuo de inspecciones no anunciadas” debido a las denuncias de grupos de derechos de los inmigrantes y reportes realizados por el público a esa agencia.

“Estas inspecciones están destinadas a garantizar el cumplimiento de los estándares oficiales de salud, seguridad y detención y para examinar las condiciones en las que están detenidos los menores de edad, en aquellos lugares donde están presentes”, agrega el documento.

La Oficina del Inspector General (DHS OIG) es una agencia del mismo Departamento federal que contiene a las otras dos agencias, pero en teoría actúa independientemente e investiga denuncias que van desde casos de corrupción hasta violaciones de los derechos civiles. La DHS OIG cuenta con una línea telefónica de denuncias que el público puede utilizar para hacer reportes sobre, por ejemplo, las condiciones de los centros de detención de inmigrantes o maltratos a personas allí detenidas. El teléfono es 1-800-323-8603 y también puede llenarse un formulario en línea aquí.

Las primeras inspecciones se realizaron el mismo día del anuncio, dijo la agencia, asegurando además que los resultados serán dados a conocer al público y compartidos con miembros del Congreso y el liderazgo del Departamento de Seguridad Nacional.

Los grupos de derechos de los inmigrantes que han denunciado condiciones deplorables, abusos y hasta la muerte de detenidos, ocurridas en centros de detención de inmigrantes, elogiaron el anuncio, pero dijeron que no era suficiente para revertir la “falta total de transparencia en el sistema de detención de inmigrantes”.

La agrupación Detention Watch Network acusó al gobierno de fallar en su monitoreo de estos centros y pidieron que a las inspecciones se añadan entrevistas con los detenidos.

“Este es un paso en la dirección correcta pero urgimos que DHS OIG adopte nuestra recomendación de entrevistar a los propios inmigrantes así como a otras personas cercanas para tener una idea amplia de los problemas que existen y que pueden no estar siendo reportados por los canales regulares”, indicó Mary Small, directora de políticas públicas de DWN.

Un reporte publicado el mes pasado por DWN, la Union Americana de Libertades Civiles (ACLU) y el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NIJC) alegó que los inspectores de ICE, que actualmente tienen el trabajo de monitorear las condiciones de los centros, no han resuelto violaciones existentes a los estándares que gobiernan estos lugares y que resultan en maltratos y hasta la muerte de personas bajo su custodia.