Obama rendirá homenaje a víctimas de dictadura en Argentina

Obama también quiere alentar a Argentina "a desempeñar un papel más destacado en el plano internacional"
Obama rendirá homenaje a víctimas de dictadura en Argentina
El presidente estadounidense, Barack Obama.
Foto: Alex Wong / Getty Images

WASHINGTON —  El presidente Barack Obama rendirá homenaje a las víctimas de la “guerra sucia” de la última dictadura argentina (1976-1983), que dejó unos 30,000 desaparecidos, durante su visita a ese país, que coincidirá con el 40 aniversario del golpe de Estado que dio inicio a ese régimen militar.

Así lo anunció hoy el director para Latinoamérica del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Mark Feierstein, durante una conferencia de prensa telefónica.

“La visita del presidente coincide con el cuadragésimo aniversario del golpe militar de 1976, por lo que (Obama) rendirá homenaje a las víctimas de la ‘guerra sucia’, así como a aquellos que defendieron los derechos humanos en ese periodo”, afirmó Feierstein.

La “guerra sucia” librada por el régimen militar argentino contra organizaciones armadas opositoras, partidos y sindicatos de izquierda dejó unos 30,000 desaparecidos, según estimaciones de organismos de derechos humanos.

Obama llegará a Buenos Aires procedente de Cuba el próximo martes por la noche, y sus actividades en la capital argentina comenzarán el miércoles, un día antes del aniversario del golpe de Estado encabezado por el teniente general Jorge Rafael Videla.

Algunas asociaciones de derechos humanos argentinas habían expresado su malestar por la coincidencia de la visita de Obama con la sombría efeméride.

El mandatario estadounidense reconoce que hay “una historia complicada en Argentina”, pero cree que es importante “abordar directamente esos asuntos” y que “para superarlos es necesario reconocer plenamente el pasado”, según aseguró a los periodistas el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

La visita de Obama será la primera oficial de un presidente estadounidense a Argentina en casi 19 años, desde la que hizo Bill Clinton en 1997.

Su agenda comenzará el miércoles con un encuentro en la Casa Rosada con el presidente argentino, Mauricio Macri.

“Los dos presidentes tendrán la oportunidad de conversar sobre muchos asuntos, incluida la economía, la seguridad, el cambio climático, la democracia y los derechos humanos”, dijo Feierstein.

“Esperamos poder hacer anuncios de acuerdos bilaterales e iniciativas en esas áreas durante la visita. Queremos contribuir a las prioridades del presidente Macri en el sentido de reducir la pobreza, el crimen y el narcotráfico”, añadió.

Tras la reunión, Obama visitará la Catedral Metropolitana de Buenos Aires y después mantendrá un encuentro con jóvenes, con los que hablará sobre la relación de su país con Argentina y el resto de Latinoamérica, explicó Rhodes.

Esa noche, Obama y su esposa, Michelle, asistirán a una cena de Estado organizada por Macri.

Obama viaja acompañado de Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra, Marian Robinson; y todos ellos se desplazarán el jueves a Bariloche y la Patagonia “para visitar uno de los espectaculares lugares culturales que hay en Argentina”, adelantó Rhodes.

Con su visita, Obama también quiere alentar a Argentina “a desempeñar un papel más destacado en el plano internacional”, en particular en la lucha contra el cambio climático o las misiones de paz, según Feierstein.

“No es ningún secreto que durante muchos años Argentina y Estados Unidos y Argentina no tuvieron relaciones particularmente fuertes”, agregó Feierstein en referencia al mandato de Cristina Fernández (2007-2015), y añadió que Obama está “entusiasmado” con la idea de trabajar con Macri.