Burbujas: Con el dedo en el botón nuclear

¿Quién de los precandidatos presidenciales prefiere que tenga el control de la caja nuclear?
Burbujas: Con el dedo en el botón nuclear

 

La semana pasada hubo un evento que paso un poco desapercibido en gran parte del mundo.

No se a que horas fue, pero en Japón, en memoria de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, suspendieron toda actividad por cierto número de minutos, en los que, no se movían los automóviles, ni las personas, no había ruidos, la gente no hablaba.

No le encontré la secuencia exacta a la fecha, pero de seguro, entre las cosas que recordaban fue la terrible bomba atómica que el 6 de Agosto de 1945 acabo con Hiroshima, dejando miles de muertos y cientos de miles de heridos y contaminados radioactivamente, y también la que unos días más tarde acabó con Nagasaki, bombas que obligaron a Japón a la rendición incondicional a la que se había resistido.

Recuerdo que en esa época, después de la rendición de Alemania, los dos poderosísimos y victoriosos ejércitos de Estados Unidos y de Rusia se encontraron en Berlín, donde se dieron las fricciones con las que se inició la llamada Guerra Fría, que los alemanes llamaron “la guerra tras la guerra”.

Posteriormente, si no me equivoco, los americanos llegaron a tener más de 150 silos con cohetes con cabezas nucleares, mientras se pensaba que los rusos tenían otro tanto. Se decía que tanto el presidente de Rusia como el de Estados Unidos eran acompañados a toda hora por una persona que cargaba una cajita con un botón rojo que bastaba aplastar para disparar esos cohetes, lo que probablemente desencadenaría la destrucción del mundo como nosotros lo conocemos.

Afortunadamente nadie apretó ese botón, pero cuando los rusos colocaron en Cuba sus cohetes, tan solo a 90 millas de distancia de los Estados Unidos, el presidente Kennedy, teniendo un dedo en ese botón, les advirtió a los rusos que si no retiraban de inmediato esos cohetes, se veríaobligado a atacarlos y a destruirlos.La posible consecuencia era el inicio de lo que pudiera haber sido la última guerra mundial.

Afortunadamente los rusos retiraron los cohetes.

De entonces para acá, la tecnología y armamentos nucleares han evolucionado y probablemente ya no hay cohetes en los silos subterráneos como en esa época. Además, se han sumado a las naciones con armas nucleares, China, Israel, y otros.

Menciono a China porque es una de las naciones que uno de los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos trae entre ojos, y me parece muy delicado el enfrentamiento de dos naciones con armas nucleares.

Estimado lector: ¿Quién de los actuales precandidatos le gusta para comandante en jefe de las fuerzas armadas de este país con el dedo en el “botón atómico”?