Tren bala no pasará por San Fernando o Sylmar

Residentes se han manifestado en contra del proyecto
Tren bala no pasará por San Fernando o Sylmar
Según la propuesta original, el viaje de Los Ángeles a San Francisco sería de 2 horas 40 minutos.

Quizá fue la presión de los residentes, o tal vez los ingenieros se dieron cuenta de la difícil ruta que habían escogido. De cualquier manera, la Autoridad Ferroviaria del Tren de Alta Velocidad de California (High Speed Rail) decidió cambiar la ruta entre Burbank y Palmdale.

Esta nueva ruta no pasaría por la ciudad de San Fernando ni el área de Sylmar. Pero sí atravesaría por una parte de Pacoima, aunque sería bajo tierra.

Esto detendría un poco las críticas y protestas de vecinos de estas zonas que se han opuesto de manera vehemente al paso del tren de alta velocidad, que algunos temían desplazaría a residentes a lo largo de esta ruta.

//platform.twitter.com/widgets.js

En la nueva ruta propuesta, el camino que se conoce como SR14 viajaría bajo tierra desde la calle Branford — en la frontera entre Sun Valley y Pacoima, hasta llegar a zonas menos pobladas.

Las otras dos alternativas en este tramo de la vía involucran pasar por áreas montañosas del Bosque Nacional Angeles. Esta opción también enfrenta críticas de activistas del medio ambiente que dicen que dañaría los mantos acuíferos y la flora y fauna de esta zona.

El proyecto de $64,000 millones que fue aprobado por los votantes del estado se ha visto retrasado en numerosas ocasiones, enfrentando demandas y alzas en presupuesto.

De hecho, hay un esfuerzo para poner una medida en la boleta electoral de noviembre que le quitaría los $9,000 millones en bonos que fueron asignados al tren para usarlos en mejoras a la infraestructura acuática.

Las propuestas serán presentadas en una reunión del 12 de abril que sostendrá la Autoridad Ferroviaria en Anaheim, para luego pasar a la fase de comentarios públicos.

El ferrocarril de alta velocidad de California promete conectar las mega regiones del estado, contribuir al desarrollo económico y producir un medioambiente más limpio, así como crear puestos de trabajo y preservar las tierras agrícolas y protegidas.

El plan es que para el año 2029, el sistema recorra desde San Francisco hasta la cuenca de Los Ángeles en menos de tres horas a velocidades capaces de superar las 200 millas por hora. El sistema eventualmente se extenderá hasta Sacramento y San Diego, alcanzando un total de 800 millas con hasta 24 estaciones.