Movimiento pro inmigrante se levanta contra Trump en Arizona

Cientos de manifestantes protestaron contra Trump en el condado de Maricopa, cerrando temporalmente dos carreteras que iban hacia el evento del candidato

La historia reciente de Arizona incluye el rápido crecimiento de un movimiento pro inmigrante y pro latino que se ha opuesto desde el año 2010 a medidas anti inmigrantes como la ley SB 1070 –casi, pero no totalmente desactivada en las cortes-, las acciones de autoridades locales como el Sheriff Joe Arpaio y políticos locales que usan el tema fronterizo para captar votos.

Este fin de semana, esa organización de años rindió sus frutos, cuando al menos un millar de personas organizadas por grupos como Puente Arizona Human Rights Movement, que llevan años luchando contra la corriente anti inmigrante en el estado fronterizo, bloquearon temporalmente dos carreteras del condado de Maricopa este sábado para interrumpir el paso de los partidarios del precandidato republicano Donald Trump.

Según explicaron los manifestantes en conversaciones por medios sociales, el sheriff local desvió el paso automovilístico y los partidarios de Trump lograron llegar al mítin, realizado en la zona de Fountain Hills.  La campaña de Donald Trump reportó que llegaron unas 20,000 personas. Las imágenes de la protesta dieron la vuelta al mundo.

Lee también: Movimiento pro inmigrante se levanta contra Trump en Arizona

Stephen Nuño, profesor de política de la Northern Arizona University, dijo que en Arizona, los activistas están muy organizados desde hace años. “La respuesta de los grupos locales ha sido fuerte porque hace varios ciclos electorales que vienen haciendo esto y los republicanos siguen haciendo lo mismo que han hecho siempre”, dijo. “Aquí vemos a las mismas caras empujando la misma agenda, Jane Brewer (ex gobernadora), el Sheriff Joe Arpaio, me pregunto donde está Russell Pierce (legislador que fue defenestrado por los votantes tras impulsar la SB1070)”

Puente proporcionó una serie de fotos de las protestas tomadas por Diana Ovalle, una activista, que pueden verse pinchando este enlace

En horas de la tarde del sábado, un manifestante fue agredido por un partidario de Trump dentro de un evento del candidato en Tucson. El manifestante fue liberado y el agresor fue detenido, según reportaron medios de Arizona.

Lee también: La cadena Fox ataca a Trump por su “obsesión enfermiza” con Megyn Kelly

Arpaio carga contra manifestantes

Efectivos del Sheriff Joe Arpaio, trabajaron para abrir las carreteras y desviar el tráfico. Arpaio, quien a sus 84 años lideró las actividades de sus agentes, ha ofrecido su apoyo público a Trump.  “Arrestamos a un montón de ellos”, dijo Arpaio a los medios locales de Arizona, agregando que unas 10,000 personas tuvieron que esperar alrededor de una hora mientras las autoridades allanaban el camino en los alrededores del mítin del magnate republicano.

No obstante, luego se reportó que en el bloqueo no hubo violencia y que el departamento del sheriff arrestó a tres personas.

Los manifestantes de Arizona y Puente Arizona dijeron en un comunicado que la protesta quiso llamar la atención a “la violencia y las opiniones anti inmigrantes que promueve Trump” y dijo que la manifestación fue pacífica.

“En Arizona ya hemos visto este tipo de odio anteriormente y sabemos hacia donde nos lleva”, dijo Carlos García, director ejecutivo de Puente Arizona. García recordó la ley SB 1070 del año 2010 “que costó 200 millones de dólares a la economía del estado, luego del boicot sufrido a raíz de las medidas y causó una vergüenza internacional”.

Lee también: Republicanos, cada vez más lejos de su propio plan de ruta

Partidarios de Trump se volcaron agresivamente contra los manifestantes en medios sociales, acusándolos de ser “matones”, “ilegales violadores de la libertad de expresión” y otros insultos.

Fountain Hills, donde se realizó el mítin de Trump, es la zona del condado de Maricopa donde viven Arpaio y el senador estatal John Kavanaugh, quien está patrocinando una serie de nuevas medidas anti inmigrantes en la legislatura estatal de Arizona.

Durante su evento, Trump dijo a sus seguidores que “nunca los políticos hicieron nada respecto a la inmigración ilegal hasta que yo comencé a hablar del asunto, luego que yo traje el tema a colación, saltó la delincuencia por todos lados y la gente se dio cuenta de lo que estaba pasando”.  Este comentario es especialmente irónico, dado que Arizona fue el punto álgido de medidas anti inmigrantes lideradas por políticos republicanos en 2010 y que luego se dispersaron por el resto del país.

Lee también: Rubio apoyaría a Ted Cruz como alternativa a Trump, no sería el único

Trump ha recibido el apoyo de la ex gobernadora Jan Brewer, defensora de las medidas anti inmigrantes.