$93,000 para exempleado del LAUSD en caso de acoso sexual

Cortines admitió una relación con el demandante a la que calificó como de mutuo acuerdo
$93,000 para exempleado del LAUSD en caso de acoso sexual
Cortines admitió haber tenido una relación sexual con su subordinado.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Luego de presentar cuatro demandas en contra del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) y el exsuperintendente Ramón Cortines por supuesto acoso sexual, Scott Graham, un exempleado del distrito aceptó recibir $93,000 dólares y renunciar a su empleo.

Según información del Los Angeles Times, en 2012 cuando las acusaciones de Graham, de 59 años de edad, salieron a la luz, el LAUSD anunció públicamente un acuerdo por el que pagaría $200,000 dólares y beneficios de por vida al entonces director de gestión de arrendamientos y activos. Este, a cambio, renunciaría a su puesto. Pero Graham no había firmado el acuerdo aún, y presentó una demanda al distrito por tratar de disuadirlo del juicio.

Las sucesivas demandas encontraron diferentes problemas técnicos y Graham terminó regresando a su puesto. Cuando Cortines, de 83 años de edad, regresó por tercera vez al LAUSD, Graham caracterizó la situación con el supuesto acosador, de “estresante e insostenible”.

Documentos de la querella presentada en la Corte Superior del condado de Los Ángeles indican que Cortines realizó “avances sexuales” hacia Graham en 2000 después que Cortines le ayudo a adquirir un empleo con el Distrito.

Cortines, posteriormente, se fue del Distrito ese mismo año tras suplir el puesto de Rubén Zacarías como superintendente interino. Graham, alegan los documentos de la demanda, jamás informó al Distrito sobre lo ocurrido.

LEE ADEMÁS: Nueva demanda de presunto acuso sexual (2012)

Sin embargo, los avances se dieron de nuevo en 2010, luego que éste visitó a Cortines en su residencia en el condado de Kern. La querella no indica si éste los rechazo, pero sí informa que Graham temía represalias si se rehusaba.

Tras el suceso de 2010, Graham notificó a sus superiores, pero no se realizó una investigación de los hechos. Pero el documento describe cómo el abogado del Distrito, David Holmquist, instó a Graham no reportar los hechos.

En 2010, Cortines admitió haber tenido una relación sexual con el demandante, pero la calificó de “mutuo acuerdo” y una “mala decisión”. Graham en cambio, alegó que Cortines lo había acosado con sus insinuaciones, y que él se sintió presionado por la conducta inapropiada de su entonces supervisor, por temor a perder su empleo.