‘Tras el despertar de las marchas de 2006 hubo una ola de naturalizaciones’

La fuerza del voto latino depende de sus jóvenes, quienes representarán casi la mitad de ese sector en las elecciones presidenciales de noviembre y de los inmigrantes naturalizados, su segunda fuente de crecimiento
‘Tras el despertar de las marchas de 2006 hubo una ola de naturalizaciones’
La megamarcha del 2006 fue replicada en los años siguientes cada primero de mayo.
Foto: Archivo / La Opinión

Un récord de 27.3 millones de latinos serán elegibles para votar en la próxima elección presidencial, pero no todos creen que sea un reflejo de los cambios anticipados en el lema “Hoy marchamos, mañana votamos” que retumbó en las históricas manifestaciones pro inmigrantes en la primavera de 2006.

Manuel Pastor, catedrático de la Universidad del Sur de California (USC), cree que las multitudinarias caminatas inspiraron al menos a los hispanos de este estado.

“Del despertar de las marchas de 2006 hubo una ola de naturalización que incrementó el padrón electoral en California”, expresó.

Aunque otros expertos niegan que el número de votantes hispanos haya crecido por ese motivo.

“No hay una correlación entre el movimiento migratorio y el voto latino”, aseguró Antonio González, presidente del Proyecto de Registro de Votantes y Educación del Suroeste (SVREP), quien argumenta que, por el contrario, desde 2006 se rompió la tendencia de aumento del patrón electoral latino.

“Íbamos a las marchas y no registrábamos a nadie porque era un movimiento en el que participaban los más afectados, los indocumentados y los residentes legales”, explicó González.

Emilia Hernandez grita durante una marcha el primero de mayo en Los Angeles. /Archivo
Emilia Hernandez grita durante una marcha el primero de mayo en Los Angeles. /Archivo

La clave son los jóvenes

Si bien los 3.5 millones de latinos que ahora están registrados para votar en California (24% del total) superan a los que se contaban hace una década, el cambio se atribuye en buena parte a los jóvenes.

Sólo los hispanos de 18 a 34 años constituirán cerca de la mitad de los 27.3 millones de latinos elegibles para votar en los comicios presidenciales del 8 de noviembre, una cifra jamás vista y una proporción mayor comparada con otros grupos raciales, según un informe del Centro de Investigación Pew.

Se estima que 3.2 millones de jóvenes hispanos elegirán por primera vez a su mandatario.

“El efecto Trump quizás produzca otro boom de la participación de los latinos” – Raphe Sonenshein, CSULA

Los analistas creen que el factor Donald Trump, el candidato republicano que más ataca a los migrantes, lleve a las urnas a más latinos. El SVREP anticipa un aumento del 10% en la participación electoral hispana debido a la retórica del magnate.

“El efecto Trump quizás produzca otro boom de la participación de los latinos en todo el país”, señaló Raphe Sonenshein, profesor de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles (CSULA).

026320_2226952

Campañas de ciudadanía

Después del maratón de protestas en 2006 se han realizado distintas campañas de ciudadanía con el claro objetivo de darle más peso al voto latino. La más reciente en Los Ángeles, “¡Protégete!… ¡Ciudadanía Ya!”, intenta animar a casi 800,000 residentes legales elegibles para naturalizarse.

“Sí está respondiendo la gente, aunque no con el potencial que existe”, señaló sobre el despertar del voto hispano la activista Ángela Sanbrano, una de las organizadoras de las marchas de hace una década.

La segunda mayor fuente de electores latinos son los inmigrantes que deciden naturalizarse. Entre 2012 y 2016, alrededor de 1.2 millones de hispanos habrán obtenido la ciudadanía, proyecta el Centro Pew.

El registro de votantes es clave, subrayan activistas, porque desde las urnas se debe exigir el motivo de las históricas manifestaciones. “No podemos dejar que se nos olvide la necesidad de que se apruebe una reforma migratoria”, expresó Juan José Gutiérrez, dirigente del grupo Vamos Unidos USA.

En los comisiones de noviembre, el electorado latino representaría el 11.9% del total, solo detrás de los  afroamericanos, quienes constituyen el 12.4%, de acuerdo al Centro Pew.

* Segunda parte de una serie 

Contenido relacionado:

Tras una década de que se despertara ‘el gigante’ ¿estamos peor o mejor que antes?

?>