LAPD: Cámaras redujeron 55% los robos en casas de Los Ángeles

Cada vez más residentes de Los Ángeles instalan dispositivos de vigilancia para proteger sus propiedades de los ladrones

Los amantes de lo ajeno andan desatados en Los Ángeles, por eso la policía de esta ciudad (LAPD) los está enfrentando, echando mano de distintas estrategias, entre estas la poderosa tecnología.

Después de notar un incremento de robos a viviendas en las áreas de Wilshire Park y Country Club Park, la policía angelina decidió unir esfuerzos con una empresa tecnológica para desarrollar un programa piloto que instaló cámaras de video en la entrada principal de 500 propiedades.

“Ninguno de los residentes que tenía un dispositivo de seguridad instalado fue víctima de robo”. LAPD

Dichos dispositivos están conectados a través de un programa (App) con los celulares de los dueños y cada vez que se toca el timbre de la vivienda, estos pueden conversar en video-llamada con los visitantes.

Tocar la puerta es una forma cotidiana de los ladrones para confirmar que no hay nadie en casa.

Los resultados han sido sorprendentes: hubo un descenso del 55% en robos a viviendas en esa zona durante la segunda mitad de 2015, de acuerdo a la División Olympic del LAPD, que vigila el área.

Los productos Ring, cuestan alrededor de $199.
Los productos Ring, cuestan alrededor de $199. /ABC7

Ring Neighborhoods

“El programa piloto llamado ‘Ring Neighborhoods’ muestra a los residentes que donde se han usado dispositivos de seguridad se ha experimentado una reducción en robos a casas en los primeros seis meses de haber sido instalados”, celebró el LAPD en un comunicado.

“Ninguno de los residentes que tenía un dispositivo de seguridad instalado fue víctima de robo”.

Con la reducción de su costo, cada vez más residentes de Los Ángeles instalan cámaras de vigilancia para proteger sus propiedades de los ladrones, que siguen haciendo de las suyas en distintas comunidades.

“Sí estamos pensando en poner una camarita arriba de la puerta”, dijo Pedro Rodríguez, un residente de Westlake al que le robaron un par de aparatos electrónicos en enero.

Los Ángeles y Long Beach se ubican entre las primeras tres metrópolis del país donde más se reportaron crímenes a la propiedad en la primera mitad del año 2015, según cifras preliminares de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). Esa lista es encabezada por San Francisco.

Una opción de las cámaras de vigilancia es detectar movimientos cerca de la puerta sin necesidad de que toquen el timbre. /Ring.com
Una opción de las cámaras de vigilancia es detectar movimientos cerca de la puerta sin necesidad de que toquen el timbre. /Ring.com

Delitos al alza

En esta ciudad, los delitos contra la propiedad subieron un 11% en 2015, comparado con un año atrás.

Mientras que el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles registró un incremento del 8.2% en esa categoría el año pasado.

Pero los delincuentes no se detienen si la propiedad no está sola. A finales de enero, un hombre tomaba una ducha cuando se escuchó que había personas dentro de su casa, en Carson. Entonces, este llamó al servicio de emergencias 911 y los sujetos huyeron del lugar con varios artículos.

“Después de reunir identificación sobre los sospechosos, detectives de la estación de Carson (del Sheriff) encontraron a los sospechosos en la cuadra 10800 de la calle Figueroa, en la ciudad de Los Ángeles”, indicó la corporación.

Tres personas, entre los que se encontraban dos menores de edad, fueron arrestadas y se lograron recuperar los artículos robados en la casa de Carson.

Más robos en Long Beach

A pesar de un descenso de su tasa delictiva durante cinco años continuos, Long Beach ha visto un incremento en crímenes violentos y contra la propiedad desde 2015, según reportes oficiales.

El jefe de la Policía de esa ciudad, Robert Luna, atribuye este viraje a distintos factores, incluyendo problemas socioeconómicos, desempleo, rezago educativo, enfermedades mentales y abuso de sustancias prohibidas.

También apunta que recientes cambios en el sistema judicial que ha puesto en libertad de manera anticipada a cientos de reos, al degradar algunos crímenes graves no violentos a delitos menores ha generado un aumento en la delincuencia.

“Sin servicios de prevención e intervención, los delincuentes pueden seguir violando la ley sin miedo a las consecuencias”, alertó el jefe Luna en un comunicado. “Es muy importante que encontremos una manera de hacer frente a estos desafíos”, agregó.

En las 68 ciudades más grandes de California, incluida Long Beach, los crímenes violentos aumentaron un 11% en el primer semestre de 2015, comparado con el mismo período un año atrás, según el FBI.