Un grupo dificil de convencer sobre la legalización de la marihuana: inmigrantes latinos

Mientras la mayoría del público estadounidense ya favorece la legalización plena de la marihuana, los latinos son los menos entusiasmados, en particular los inmigrantes.
Un grupo dificil de convencer sobre la legalización de la marihuana: inmigrantes latinos
Los inmigrantes latinos en Estados Unidos son el grupo que menos favorece la legalización de la mariguana.
Foto: EFE

Las campañas por legalizar la marihuana en diferentes estados del país cuentan con un público estadounidense cada vez más abierto y a favor de ese cambio, pero hay un grupo que no está tan entusiasmado: los latinos.

De hecho, los más resistentes a la legalización de la marihuana –aunque muchos sí apoyan la marihuana medicinal- son los latinos nacidos en el extranjero, es decir, los inmigrantes.

Eso a pesar de que todo parece indicar que la legalización de la marihuana en Estados Unidos, que de aprobarse pasaría a una venta regulada como lo es el alcohol o los cigarrillos, reduciría las ganancias de los carteles de la droga en México y con ellas, la violencia y el dominio de estos violentos grupos.

“La marihuana representa la mitad de las ganancias de los carteles. Legalizar la marihuana equivale a reducir el poder de los mismos”, dijo Antonio González, el Instituto de Investigaciones Willie Velasquez.

“Pero los latinos votantes están divididos y los inmigrantes son los que menos quieren apoyar la legalización”, agregó González. “En 2010, la última elección sobre la legalización de marihuana que tuvo California, esa fue una de las razones por las que la iniciativa no tuvo éxito”.

Las cifras lo explican claramente. Un estudio de PEW realizado hace dos años revela que entre los votantes registrados de Estados Unidos, los hispanos o latinos tienen el porcentaje más bajo de apoyo a la legalización de marihuana: 49%, frente al 53% de la población en general, 52% de los blancos y 63% de los afroamericanos.

Pero al dividir latinos nacidos acá de los inmigrantes, hay una enorme diferencia: 57% de los latinos nacidos aquí la apoyan mientras que sólo lo hacen el 27% de los inmigrantes.

latinos mariguana

Los inmigrantes latinos conocen de primera mano los estragos que los carteles de la droga y a la vez, la ya famosa “guerra” estadounidense contra las drogas, han hecho en sus países. Pero también se muestran más conservadores a la hora de liberalizar la venta, una contradicción para la cual aún se están buscando respuestas.

González está asesorando a los partidarios de una medida de legalización de la marihuana en California que debe llegar ante los votantes este mes de noviembre. El voto latino será clave.

“Estamos realizando reuniones comunitarias y viendo qué es lo que se necesita para ganar a esos indecisos”, dijo González.

Es posible que esa oposición a la legalización de las drogas refleje las posturas que prevalecen en los países de origen de estos inmigrantes. En México, por ejemplo, la opinión pública está opuesta a la legalización de la marihuana, a diferencia de lo que ahora se ve en Estados Unidos, aunque poco a poco está surgiendo un movimiento en favor de la marihuana medicinal y hasta recreativa.

Efecto de la legalización

De hecho, la Corte Suprema mexicana dictaminó en diciembre a favor de un grupo llamado la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) que busca cultivar y consumir su propia marihuana, un paso que el exsecretario de Relaciones Exteriores Jorge Castañeda elogió en un reciente artículo, indicando que podría llevar, a la larga, a mayor producción legal de la droga y a disminuir los precios y ganancias de los carteles.

En Diciembre, un grupo organizado en México recibió protecciones legales para cultivar y consumir mariguana en forma recreativa.
En diciembre, un grupo organizado en México recibió protecciones legales para cultivar y consumir marihuana en forma recreativa. Foto: Archivo

Sin embargo, ya hay razones – y cifras- que hacen pensar que la relativa legalización que está experimentando Estados Unidos ya está afectando negativamente el negocio de los carteles. En este país, 23 estados ya legalizaron la medicinal y otros 5 legalizaron la yerba por completo. California, Nevada y Arizona tendrán iniciativas de legalización en la boleta del mes de noviembre.

Según las más recientes cifras de la Patrulla Fronteriza, la cantidad de marihuana que las autoridades confiscaron en la frontera sur ha bajado a su menor nivel en una década.  Asimismo, el precio de la marihuana en México ha venido bajando y hay señales de que la calidad de la “maría” mexicana, no compite bien con la que se está cultivando en los Estados Unidos.

En cuanto a la guerra contra las drogas, los jóvenes latinos, como los afroamericanos, han sido las principales víctimas de una creciente tendencia, en las últimas décadas, de encarcelar y dar sentencias draconianas hasta por mínima posesión de marihuana.

Alex Johnson, exfiscal que trabajó el condado del Bronx, en Nueva York y que hoy dirige el Children’s Defense Fund de California, dijo que los arrestos por marihuana destruyen la vida de muchos jóvenes de minorías.

“Los detenidos por posesión y uso son desproporcionadamente,  jóvenes de minorías.  Un joven puede ir a la carcel por posesión simple, luego no puede pagar su fianza porque no tiene el dinero. Luego pierde su trabajo y las cosas van de mal en peor de allí en adelante”.

Para está claro que para muchos inmigrantes latinos, la legalización de la marihuana es inaceptable, ya que consideran que la droga es dañina y que los que quieren legalizarla “sólo quieren hacer negocio”.

“Los nacidos aquí y los jóvenes “creen” o les han hecho creer con tanta propaganda que la marihuana es algo “natural” o sea, que no hace daño. Y eso es mentira”, dijo Patricia López, una inmigrante centroamericana. “Nosotros, los de más edad y nacidos fuera de Estados Unidos, fuimos criados creyendo que la marihuana es droga. Y así es”.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos