FOTOS: Estudiantes del LAUSD le ponen sabor a sus estudios

Alumnos del LAUSD pondrán la sazón en competencia culinaria

Nathan Trieu, Danielle Arias, y Gerardo Bueno, todos ellos alumnos de la secundaria Narbonne en Harbor City, pondrán sus platillos en competencia este próximo 8 de abril en un concurso culinario del LAUSD.
Nathan Trieu, Danielle Arias, y Gerardo Bueno, todos ellos alumnos de la secundaria Narbonne en Harbor City, pondrán sus platillos en competencia este próximo 8 de abril en un concurso culinario del LAUSD.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

En un ambiente impregnado por el olor a zanahorias, manzanas, cebollas y chile, Danielle Arias, Nathan Trieu y Gerardo Bueno cortan y mezclan los ingredientes de sus platillos tratando de poner sazón a su educación.

Sus recetas los convirtieron en ganadores de una competencia interna de cocina en la secundaria Narbonne en Harbor City. Ahora, esperan repetir ese éxito el viernes 8 de abril cuando se enfrenten a estudiantes de otras escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles en el evento Cocinando el Cambio.

La competencia culinaria nacional creada por la Campaña Escuelas Saludables reta a equipos de estudiantes de cocina de secundarias a crear opciones de menú que no sólo son saludables sino que también cumplen con las reglas de nutrición y las restricciones presupuestarias ($1 por platillo) a las que los programas de Servicios Alimenticios Escolares se enfrentan actualmente.

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}

03/30/16/LOS ANGELES/Narbonne High School culinary students Dannielle Arias, Gerardo Bueno and Nathan Trieu practice preparing their dishes for the upcoming LAUSD culinary competition. LAUSD students will go head-to-head at LA Trade Tech College on April 8th for a chance to participate at the “Cooking up Change” National Competition in Washington, D.C. this coming June. Along with an all-expense paid trip to Washington, D.C., the winning team’s menu will be served at LAUSD schools. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Los ganadores del concurso angelino ganarán un viaje con los gastos pagados a la competencia nacional en Washington, D.C

Aparte de la oportunidad de expandir sus horizontes, el menú de los ganadores se servirá en las escuelas de LAUSD.

Danielle Arias, de 19 años y quien se graduará de la secundaria en el verano, ya ve a sus compañeros disfrutando la receta de gazpacho que inspiró su padre.

“Él siempre hace este platillo en el verano. Es una ensalada de fruta mexicana y le pone chile, es el mejor postre que hay y es muy saludable”, dice mientras mezcla todo en un tazón.

“Quería poner mi cultura en esta receta”, añade, explicando que el platillo lleva piña, manzanas y melocotón, chile en polvo y pimentón.

Danielle Arias creó un gazpacho basándose en un platillo que degusta con su padre en el verano. / Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)
Danielle Arias creó un gazpacho basándose en un platillo que degusta con su padre en el verano. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)

“Me encanta cocinar”, dijo la joven que quiere estudiar cocina y algún día abrir su restaurante propio.

Gerardo Bueno, estudiante de 17 años, no tiene intenciones de trabajar como chef o cocinero, pero sí le gusta cocinar y comer, en particular las “chicken wraps” (enrollados de pollo).

Basándose en ese gusto creó su “decompressed chicken lettuce wrap”, un aderezo para ese alimento.

Nathan Trieu también se basó en su predilección por las papas fritas para crear su platillo.

Pero en vez de papas, lo hizo con camotes, brócoli y cebollas queso cheddar.

“Me encantan las papas fritas, pero quise sustituirlo con algo más saludable, así que usé camote; y el queso siempre va bien con el brócoli”, dijo el chico.

De salir victoriosos en el concurso de cocina del LAUSD, estos alumnos irán a Washington D.C. para la competencia nacional. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)
De salir victoriosos en el concurso de cocina del LAUSD, estos alumnos irán a Washington D.C. para la competencia nacional. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)

Para Shelley Fassler, maestra de artes culinarias en la secundaria Narbonne, sus tres alumnos son ya unos verdaderos “chefs” que se esforzaron por crear algo único, barato y saludable, una receta de por sí exitosa.

“Ellos sacrificaron sus almuerzos y se quedaron a trabajar después de la escuela. Se esforzaron mucho para crear una comida saludable”, expresó y dijo que espera que sus recetas los lleven hasta la capital del país.

“Ninguno de nosotros ha estado en Washington D.C. Sería grandioso poder ir y tener experiencias culinarias allá”, señaló.

Con información recabada por Aurelia Ventura