Así ve el mundo un niño con autismo (video)

Un video muestra cómo es la experiencia de visitar un centro comercial para un pequeño autista

¿Te podrías imaginar qué provoca en un niño o niña con autismo esos ataques de ira con los que reaccionan a veces en lugares públicos?  Entre los gritos, patadas y golpes, los padres tratan de calmarlo/a y la gente alrededor mira incómoda, muchas veces sin saber que su actuar es provocado por su trastorno.

“No soy un niño malcriado, tengo autismo”, es una de las frases que sirven de eslogan para “Too much information”, la campaña de la National Autistic Society, la organización británica que pretende crear empatía con las personas que padecen autismo, mostrando cómo estas perciben el mundo, el que muchas veces les presenta tanta información y estímulos, que les colapsa.

El objetivo del organismo es disminuir cifras como la del 28% de personas con autismo a la que se les ha pedido retirarse de un lugar público, debido a su comportamiento “asociado con su autismo”. Y el hecho de que el 79% de las personas autistas y el 70% de los padres de gente con autismo se sienten aislados socialmente.

“Ser autista significa tener un cerebro que está conectado de manera distinta. Y eso puede hacer que alguien vea, escuche y sienta el mundo distinto a otras personas”, explica el sitio de la organización, autism.org.uk

“A veces, todo es abrumador. Es como si todos los sentidos estuvieran disparados al mismo tiempo; como si no hubiera filtro, como abarcar demasiada información. A veces, eso hace que una persona tenga más habilidad en algunas cosas o que algo que en general las personas consideran fácil, sea una gran dificultad inimaginable”.

Tomando esta información en cuenta, ¿se imaginan lo que es para alguien con autismo ir a un mall, con todos sus colores, olores, personas, ruidos y luces? Un minuto 24 segundos dura el video con el que la campaña espera reflejar cómo un niño con este trastorno percibe el mundo que lo rodea.

Algunos tips para saber reaccionar en caso de un momento de ira de un menor autista:

  • Es preciso darle tiempo para procesar la gran cantidad de información que está percibiendo.
  • Si la gente empieza a mirar y a rodearlos, es mejor pedirles que se alejen e intentar crear un espacio de protección y silencio para el menor.
  • Y por último, imagina en esos momentos en que la vida te hace colapsar, qué quisieras recibir: ¿un abrazo? ¿un gesto amable?

Alrededor de la web