Donald Trump llegará a California tambaleándose por derrota en Wisconsin

Trump está quedándose atrás en los delegados que necesita para ganar sin tener un reto de otro candidato en la convención. El viernes hablará a la prensa desde su Club de Golf en Rancho Palos Veres.
Donald Trump llegará a California tambaleándose por derrota en Wisconsin
Partidarios de Donald Trump esperan este miércoles para entrar a un mítin en Bethpage, Nueva York. Trump tiene la vista sobre los estados más populosos y cargados de delegados, Nueva York, que vota el 19 de Abril y California, que vota a menos de dos meses.

Donald Trump salió tambaleándose de la primaria de Wisconsin, donde Ted Cruz triunfó con sólido margen, y este viernes el magnate viene a Los Ángeles a reponerse de los golpes con una visita a su hermoso club de golf con vista al mar, en Rancho Palos Verdes.

Su campaña anunció que Trump haría una rueda de prensa a las 12 del mediodía dentro de su propiedad, enclavada en una de las zonas más pudientes y menos diversas del sur de California.

Es lógico que Trump gire hacia California, aunque la primaria del estado no ocurrirá hasta el 7 de Junio. El estado tiene un tesoro enorme de delegados para la convención nacional de julio y Trump comienza a necesitar grandes mayorías de ellos de ahora en adelante para consolidarse.

La próxima primaria que se celebre será asimismo muy importante por el tamaño del estado y su importancia en delegados: Nueva York, el 19 de Abril.

La rueda de prensa con Trump este viernes en Los Ángeles (Palos Verdes), será transmitida en vivo por You Tube aquí.

El magnate, como es natural, no se quedó callado tras la derrota galopante de Wisconsin y acusó a Cruz de robarse la elección, coordinando ilegalmente con grupos de donantes que están poniendo millones en atacarlo.

Su campaña dijo el miércoles en un comunicado que “Cruz no sólo es impulsado por los  Súper PACs  que gastan millones y millones de dólares en publicidad falsa en contra del señor Trump, sino además ha estado coordinando con ellos en forma ilegal”.

Eso sería un delito federal.

Por su parte, la campaña de Cruz ignoró la acusación y lanzó una serie de mensajes por medio de Twitter, declarando “el convencimiento” de que el  senador de Texas de ganará la nominación y será el candidato republicano.

El último de ellos decía: “Hillary, vamos a por tí”, expresando confianza en que Cruz puede terminar siendo el nominado (lo que sólo ocurriría en una convención negociada o si Cruz aplasta a Trump en las próximas contiendas, algo muy improbable).

Entretanto, los famosos Súper PACs , comités independientes que pueden hacer campaña a favor o en contra de candidatos pero no coordinando con ellos directamente, siguen participando activamente en la lucha conservadora antiTrump.

El más reciente de todos se llama, precisamente, “Never Trump”.

Varios portavoces de los tres Super PACS antiTrump que se conocen, dijeron que enfocarían redoblados recursos contra el magnate, incluso comunicándose con delegados del partido y preparándose para una emboscada en la convención de julio, que le niegue la candidatura.