Niños especiales ayudan a sus padres indocumentados a obtener la residencia

Hay mucho desconocimiento en la comunidad latina de que pueden calificar para este alivio migratorio en pocos años
Niños especiales ayudan a sus padres indocumentados a obtener la residencia
Los Arias tienen mucha fe que podrán legalizarse en el país a través de un programa que beneficia a padres de niños discapacitados. /ARACELI MARTÍNEZ ORTEGA

Esther Arias y José Luis Paz jamás pensaron que su hijo Assael, quien nació con parálisis cerebral hace 12 años, les abriría el camino para obtener la residencia legal en Estados Unidos.

“Nunca supimos nada de esa posibilidad, hasta hace dos años cuando alguien nos comentó que una enfermera había arreglado su estatus a través de su hijo discapacitado”, dice Arias.

Esta madre ha sido una inmigrante indocumentada desde hace más de 30 años cuando vino de México. Paz, su esposo es salvadoreño, está amparado con el Estatus de Protección Temporal (TPS) desde hace 14 años. Tienen tres hijos menores nacidos en Estados Unidos. Assael nació en Long Beach.

Assael Paz
Debido a su condición especial, el niño Assael Paz de 12 años ayudará a sus padres Esther Arias y José Luis Paz a obtener su residencia permanente. (Araceli Martinez/La Opinión).

“No lloró al nacer. Dicen que cómo le faltó oxígeno, le vino la parálisis cerebral”, comenta Arias.

Cuenta que cuando supieron que Assael podría ayudarlos a obtener la residencia permanente, no se atrevieron a consultar a un abogado por el costo que implicaba.

“Muchos abogados quieren miles, no cientos de dólares para comenzar y la verdad que para los trabajadores que vivimos cheque tras cheque, siempre al día, es muy difícil. Mi esposo se dedica a la construcción, a veces tiene mucho trabajo; otros días, nada”, externa.

Cancelación de Remoción y Deportación

Pero en un evento de migración en South Gate, esta pareja se topó con el popular locutor de radio Eddie “El Piolín” Sotelo  y el abogado de migración Alex Galvez, quien les explicó los beneficios del proceso conocido como Cancelación de Remoción y Deportación.

Entre los abogados se conoce por la solicitud 42B que se tiene que presentar ante una Corte de Migración”, explica el abogado Gálvez.

Abogado explica sobre la cancelación de remoción
El abogado experto en migración Alex Gálvez explica a los esposos Arias como la condición médica de su hijo Assael les abrirá el camino para obtener la residencia permanente. (Araceli Martínez/La Opinión).

“En alrededor de dos años, Esther Arias podrá obtener su residencia permanente. Generalmente hay que ir a dos o tres audiencias a la Corte y eso es todo. No es necesario ni llevar al niño. Sólo tiene que probarse la condición médica del menor a través de documentación”, precisa Gálvez.

Puntualiza que en el caso del padre, José Luis Paz, como ya tiene TPS, podría tomar más tiempo conseguirle la residencia permanente.

“Hay que decirle a la Corte que es elegible para mucho más que un TPS y es su derecho pedir ese alivio”, indica.

Incluso, Gálvez señala que una vez presentada la solicitud de residencia, a Arias le puede tomar de cinco a seis meses recibir su número de Seguro Social y permiso de trabajo.

Esther Arias y su hijo Assael Paz
Al conseguir la residencia permanente, Esther Arias podría recibir beneficios económicos del estado por cuidar a Assael que requiere cuidados las 24 horas. (Araceli Martinez/La Opinión).

‘Eso le va a cambiar la vida. Al ya no ser indocumentada puede recibir muchos beneficios del estado como una paga por cuidar al niño en su casa. Ese es un trabajo de tiempo completo”, observa.

Para el matrimonio Arias, la posibilidad de obtener la residencia, los ha puesto a soñar.

“Ahorita nos sentimos cómo que estamos viendo la luz al final del túnel. Nos sentimos muy felices, y esperamos poder arreglar con la ayuda de Dios y el abogado”, coinciden los esposos.

Pocos conocen este beneficio

El abogado Gálvez dice que muchos latinos no aprovechan ni conocen de este alivio migratorio.

“Muchos lo ven hasta como un mito porque les parece que es demasiado bueno, no creen que tener un hijo enfermo los califica para la residencia.”, anota.

Agrega que necesita diseminarse más entre la comunidad latina la información de esta cancelación de remoción y deportación para los padres con hijos enfermos.

 

Los Arias tienen mucha fe en conseguir su residencia
Hasta hace dos años, los esposos Arias se enteraron que podían obtener la residencia permanente en la corte, debido a la parálisis cerebral que sufre su hijo Assael de 12 años de edad. (Araceli Martínez/La Opinión).

¿Quién califica?

Gálvez hace ver que los padres indocumentados que califican son aquellos cuyos hijos ciudadanos o residentes estadounidenses tienen condiciones especiales que necesitan de cuidado y tratamiento médico de por vida como Síndrome de Down, parálisis cerebral, autismo severo, retraso mental y discapacidad física o mental. También pueden calificar personas cuyos padres o cónyuges sufren de algunas de las condiciones citadas.

“Los jueces y fiscales tienen por lo general una buena disposición para aprobar este tipo de casos sobre todo los de los niños ciudadanos con condiciones especiales”, indica Gálvez.

La pregunta que suelen hacerse para decidir si les dan o no la residencia, es si van a poder recibir el tratamiento que necesitan en los países de los familiares, y si la respuesta es no, califican para quedarse en Estados Unidos.