Presunto crimen homófobo en una familia encubriría otro asesinato

Se sospecha que el asesinato de un joven homosexual presuntamente por parte de su padre escondía una motivación que iba más allá de la homofobia: encubrir el homicidio de la madre, fallecida apuñalda horas antes
Presunto crimen homófobo en una familia encubriría otro asesinato
Amir Issa, de 38 años, fue baleado a muerte, supuestamente por su padre.
Foto: Suministrada

El hombre de 69 años que el pasado 1 de abril fue acusado de matar a su hijo por ser homosexual está siendo investigado también por el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) por presuntamente haber acabado con la vida de su esposa a puñaladas.

Los detectives sospechan que el móvil del asesinato del hijo no era la homofobia, sino un intento de encubrir el crimen de la mujer, según publicó el Los Angeles Times.

Shehada Khalil Issa fue arrestado el 29 de marzo después de supuestamente haber tiroteado a Amir Issa, de 38 años, y acusado formalmente del homicidio por parte de la Fiscalía del condado de Los Ángeles el 1 de abril.

El día del suceso, la policía encontró el cadáver de Issa a la entrada de la residencia en la calle Rayen, en North Hills. Su madre, Shehada Issa, de 68 años, estaba muerta dentro de la casa después de haber sido apuñalada varias veces.

amir2

Antes del crimen, las autoridades tienen constancia de que Shehada Issa había amenazado con matar al su hijo porque era homosexual, y se consideró que esa fue la motivación del padre. Ahora se piensa que la homofobia fue solo un factor secundario para que Shehada Khalil ejecutara supuestamente a Amir Issa.

El detenido contó a la policía que escuchó ruidos en la casa y creyó que era un ladrón, por lo que agarró su arma y se vio confrontado por su hijo, quien -según su testimonio- llevaba un cuchillo, un objeto que no fue hallado en la escena del crimen.

Se cree que la mujer falleció entre 12 y 24 horas antes del tiroteo.

Por el momento Shehada Khalil Issa enfrenta un cargo de homicidio premeditado con arma de fuego y con la agravante de considerarse un crimen de odio motivado por las orientación sexual de la víctima.

El próximo 11 de abril será instruido de cargos en una corte del Valle de San Fernando.