Demandan a propietarios de edificios que son “guarida de pandillas”

En sus inmuebles se han perpetrado homicidios, apuñalamientos, ventas de drogas como cocaína y metanfetaminas
Demandan a propietarios de edificios que son “guarida de pandillas”

Homicidios, tiroteos, posesión de armas y venta de metanfetaminas, marihuana y cocaína.

Eso es lo que el procurador de Los Ángeles, Mike Feuer, dice que se lleva a cabo en tres inmuebles del sur de Los Ángeles que presuntamente son usados como centros de operación de las pandillas 18 y Hoovers para desarrollar actividad criminal.

Este jueves, Feuer entabló varias demandas contra los propietarios de estos edificios de apartamentos para obligarlos a que ayuden a eliminar estos problemas, que ponen en peligro a toda la comunidad de la zona, dijo el procurador.

“Es incuestionable que cualquiera en Los Ángeles tenga que vivir en condiciones como éstas”, dijo Feuer. “Estamos quitándole a las pandillas este vecindario y regresándolo a los residentes que viven ahí”, expuso.

“Este programa de extinción no es fácil ,pero nuestras comunidades merecen estar seguras, particularmente donde las familias viven y juegan”, completo el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), Charlie Beck.

Las demandas fueron presentadas contra Mike y Peggy Espinosa, administradores del Fideicomiso Familiar Espinosa, propietarios de un edificio de nueve apartamentos localizados en el número 532 al oeste de la calle 82. Los Espinosa comparten también en propiedad con Nancy Osborne, un edificio departamental de 20 unidades localizado en el número 601 de la calle 82.

Ambos inmuebles están ubicados al cruzar la calle uno del otro, y presuntamente son usados como base de operaciones de la pandilla de 18th Street para la venta de narcóticos y otras actividades criminales relacionadas con las pandillas.

W 82nd St Google Maps
El procurador de la ciudad Mike Feuer entabló una demanda para obligar al propietario de este edificio de departamentos al oeste de la calle 82 en el sur de la ciudad, a emprender una serie de mejoras que inhiban la actividad criminal. (foto suministrada por la oficina del procurador de la ciudad de Los Ángeles).

PROBLEMAS EN EL LUGAR

Desde 2011, el LAPD ha realizado por lo menos 21 arrestos ligados con pandillas y grafitti en el 601 de la calle 82 al oeste, así como compra encubierta de drogas. La más reciente fue en enero. También han acudido al reporte de tiroteos y han recuperado un arma en una unidad habitacional vacía de ese inmueble.

El edificio del 538 al oeste de la calle 82 al parecer se ha usado para comercializar droga como cocaína, marihuana, metanfetaminas, dicen las autoridades. En el lugar se cometió un homicidio y ha ocurrido al menos un asesinato con tintes pandilleriles. Se han efectuado aproximadamente 14 arrestos en el sitio.

Además se presento una demanda simultánea contra Summit Assets Group, LCC, dueño de un edificio de 11 departamentos localizados en el 723 al oeste de la calle 22. Al parecer, la propiedad es controlada por la pandillera Hoovers que coexiste con la pandilla de la calle 18 en la misma cuadra debido a sus mutuos intereses comerciales por las drogas.

Desde 2003, ha habido cuatro tiroteos conectados con la inmueble, incluyendo un homicidio en agosto de 2015, así como un apuñalamiento en febrero de 2015. Ambos incidentes fueron relacionados con las pandillas.

723 W 82nd St Google Maps
Esta es una de los edificios señalados por el procurador de la ciudad, Mike Feuer en la que presuntamente se lleva a cabo actividad criminal. Se ubica al sur de la ciudad, en el 723 al oeste de la calle 82. (foto suministrada Oficina del Procurador de la Ciudad de Los Ángeles).

Agentes del LAPD han arrestado a múltiples pandilleros Hoovers en posesión de armas cargadas en la propiedad. Tres arrestos fueron efectuados el año pasado.

ESTRATEGIA

Las demandas buscan conseguir una orden de la corte que prohíba la actividad criminal en las propiedades y que exija que hagan mejoras físicas y administrativas, incluyendo un sistema de vídeos de vigilancia conectado al Internet, mejoras al alumbrado, rejas y canceles controlados en pos de mayor seguridad. Asismimo, piden que se establezcan procesos de investigación de los inquilinos a la hora de rentarles un departamento, así como que haya guardias de seguridad armados y con licencia en estos inmuebles.

Desde julio de 2013, el procurador Feuer con el apoyo de la Unidad Especial de Reducción han interpuesto 39 acciones similares y obtenido 56 requerimientos que ordenan mejoras físicas y administrativas en las propiedades donde se efectuaba actividad criminal.

Han logrado con éxito cerrar ocho lugares que eran bases de operación de pandillas y tráfico de drogas y han recuperado 270,000 dólares en costos y cobros.

Feuer pidió a los vecinos llamar de manera anónima al 213-978-8340, o reportar cualquier actividad criminal sospechosa en sus barrios en el portal :www.lacityattorney.org.